Los santos trasnochan para triunfar de nuevo

  • La comparsa de Bienvenido repite éxito en una gran noche en la que también destacan Rivero, el Sheriff, Gago, Pardo, Nene Cheza, y el Ardentía

Comentarios 27

Sesión divina la de este miércoles. Los santos de Bienvenido se sobrepusieron a la hora y volvieron a encandilar convirtiéndose en el broche de oro a una gran jornada que iluminaron los coros de Rivero y Julio Pardo, la comparsa de Nene Cheza, las chirigotas del Sheriff y el Ardentía y el cuarteto de Gago.

Arrancó fuerte la tercera jornada de cuartos con el coro de Luis Rivero, que confirmó las buenas sensaciones mostradas en su debut. Buenos tangos, mejor incluso que los ofrecidos en preliminares, y un repertorio muy ameno y divertido. Un soplo de aire fresco para la modalidad. Tampoco bajó el nivel la chirigota del Sheriff, una de las grandes sensaciones de las eliminatorias. Destacaron sus pasodobles, sustentados por una música bellísima, y un repertorio divertido y muy movido. Apuntan alto estos mosquitos.

Turno para la comparsa de la mano de Nene Cheza. Si no existiera el dinero demostró que tan importante es el envoltorio como el contenido y agradó con unas letras con tanta poesía como mensaje. También gustó la chirigota del Ardentía, que mantuvo el buen nivel mostrado en su anterior pase y volvió a sorprender con varios golpes de genialidad.

Dos más antes del descanso. El cuarteto de Gago dio un importante salto cualitativo respecto a su primer pase y levantó al auditorio gracias a un genial tema libre. Repertorio de menos a más que acabó por todo lo alto y que apunta a un nuevo capítulo en semifinales. Antes de dar por concluida la primera parte de la sesión, los famosos del Taca hicieron pasar un ratito divertido al público y vinieron a confirmar el buen estado de salud de la modalidad este año.

Quince minutos para reponer fuerzas y todo un peso pesado del concurso para reanudar la función. El coro de Julio Pardo llegó dispuesto a defender el primer premio conquistado el pasado año, pero de nuevo sus letras no acabaron de despuntar y estuvieron por debajo de la música y la interpretación, de altura. Se mantienen como candidatos a todo pero no parece que esta vez revalidar el premio vaya a ser un paseo para ellos. Se prevé pelea.

En su línea de preliminares, es decir, con poca chispa, estuvo la chirigota de Manolín Gálvez. Correcta fue la actuación de Menudos bibliotecarios, con su punto fuerte en los pasodobles, caso parecido al de la chirigota Los de San Juan. La sesión se guardaba para el final su mayor atracción, Los Santos de Jesús Bienvenido. Gran ambiente en el teatro pese a lo intempestivo de la hora -pasadas de largo las tres y media de la madrugada-, nada que ver con lo vivido días atrás. Y la espera valió la pena porque la comparsa de Bienvenido volvió a enamorar con su música, sus voces y sus buenas letras. Ofrecieron dos nuevos pasodobles de categoría, el primero un precioso homenaje a la comparsa y el segundo a las muertes por violencia de género. La expectación que generaron y la reacción del público a cada una de sus coplas habla por sí misma. Entre los porrazos de un figurante de lujo como David Palomar concluyeron su repertorio y dieron por finalizada una sesión que comenzó de lujo y acabó siendo divina.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios