Un paseo por la cuna del Carnaval

  • Merche ofrece un digno pregón, muy musical, en el que realiza un recorrido por los barrios de Santa María, Mentidero, la Viña y la Caleta a través de su arte y sus coplas

Comentarios 15

Mercedes Trujillo ‘Merche’, de familia con gran tradición carnavalesca, hace gala de su gaditanismo cada vez que tiene ocasión. La reivindicación de su tierra, de sus orígenes y de su pasión por Cádiz, su arte y sus fiestas no faltó en el pregón que ofreció esta noche en San Antonio en una plaza abarrotada pese al amago de lluvia y rodeada de buenos amigos.

Merche quiso rendir tributo a Cádiz y distribuyó su proclama por barrios, zonas emblemáticas del centro de Cádiz que han formado de una manera o de otra parte de su vida y que también forman parte de la historia del Carnaval. Tras recordar su infancia con un vídeo evocador e interpretar un sentido pasodoble, el guía Libi la condujo a la primera parada de su recorrido, el barrio de Santa María, donde contó con la complicidad del grupo Toma Castaña, que montó una gran fiesta flamenca sobre el escenario. La gaditana despidió este primer bloque interpretando ‘Te espero cada noche’.

Camino del Mentidero la pregonera se encontró a la chirigota del Love, que interpretó un par de pasodobles contagiando con su buen humor al público asistente. Del Mentidero es también José Luis Bustelo, que ataviado con el tipo de sus Acuarelas acompañó a Merche a la guitarra para interpretar ‘Qué bonito es Cádiz por la tarde’, una de sus coplas más recordadas. Con ‘La guapa’ se despidió del Mentidero y puso rumbo al “barrio más carnavalero, el barrio de la Viña”, donde encontró al coro de Faly Pastrana. Con ellos interpretó el famoso tango de La plastilina ‘Tengo dos novias’ y a continuación Las habaneras de Cádiz. Y ya que estaba la pregonera en la Viña no podía faltar el 3x4 del pasodoble más puro, que vino de la mano de la chirigota de Manolito Santander. “La Viña, la cuna del Carnaval… todas sus calles, tires por donde tires, siempre nos llevan al mar. No hay tesoro más grande que el corazón de los viñeros”. Con un giro festivo y de la mano de ‘Abre tu mente’ terminó este bloque, antes de llegar a la última parada de este viaje.

El pregón muere en la Caleta, la parte más emotiva. Merche, vinculada personalmente a todos estos barrios, se detiene en la playa más gaditana “donde tantos veranos he pasado”. Miguel Nández, con el tipo de Los hippytanos, la acompañó para cantar a este emblemático rincón gaditano. Precisamente con la inmortal presentación de Caleta, la comparsa de Antonio Martín, interpretada al alimón por todos los que participaron en el evento, se quiso despedir la pregonera. Justo antes del adiós llegó el momento más emotivo y entrañable del pregón, con la salida a escena e intervención del Catalán Chico, el padre de la artista y uno de los grandes comparsistas que ha dado esta tierra. Su emoción por lo que estaba viviendo “rodeados de tantos amigos” caló en los presentes. Un momento precioso, antes de exclamar por última vez que “¡Viva Cádiz y viva el Carnaval!”.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios