Cada uno en su palco y el cachondeo en el de todos

  • Público, protocolo, organizadores y prensa conviven en el Falla durante el Concurso · Cada día de la fase preliminar salen a la venta 1.056 entradas

Comentarios 2

La casa de los ladrillos coloraos es un punto diario de convivencia durante el Concurso Oficial de Agrupaciones. Participantes, público, invitados, organizadores y medios de comunicación ocupan cada día las habitaciones que les corresponden, aunque la repercusión cada vez mayor del certamen complica en ocasiones esta labor.

Para que cada uno permanezca en su palco, y el cachondeo en el de todos, tradicionalmente, en el Gran Teatro Falla existen zonas claramente diferenciadas por el público: el palco del Ayuntamiento, de las Ninfas, del popular jurado, el foso de prensa, etc. Pero hay otros rincones que tampoco pertenecen al aficionado de a pie, aunque a simple vista no lo parezca.

En la fase preliminar se ponen a la venta 1.056 entradas, según fuentes de Interentrada, de un aforo para 1.214 personas, como afirman desde Teatros de Cádiz. Es decir, unas 158 localidades estarían destinadas a usuarios que no tienen que pasar por taquilla.

Pero esta cifra no es definitiva, ya que habría que sumar la capacidad del foso -donde se sitúa la prensa escrita y digital-, así como los 301 pases emitidos a los autores de agrupaciones participantes en el Concurso (en sus variantes de Adulto, Juvenil e Infantil).

La mayor parte del respetable se sienta en el patio de butacas, con un espacio para 324 aficionados, y en paraíso, para el que se ponen a la venta 400 entradas. Una cifra que podría verse incrementada hasta 701, teniendo en cuenta los 301 autores autorizados.

Sería imposible que todos los carnavaleros acreditados acudieran el mismo día al teatro, pero sí hay que tener en cuenta la presencia de muchos de ellos en cada sesión. Así, a cada agrupación inscrita en el Concurso le corresponde un pase por autor (de letra y música). Sólo hay que sumar para observar que el aforo del coliseo gaditano quedaría superado.

Anfiteatro, con un espacio para 128 personas, es otro de los lugares destinados por entero al público. Por el contrario, los palcos platea, principales y segundos son territorios a compartir entre los usuarios que compran su entrada, prensa, protocolo y Ayuntamiento.

El caso de la platea es uno de los más llamativos. Así, de 18 palcos, sólo 6 se ponen a disposición del respetable. El resto lo ocupan la Junta Ejecutiva de Fiestas COAC, Antifaces de Oro, Junta Ejecutiva de Fiestas del Carnaval, Pregonero, Onda Cádiz, Jurado Diario, Jurado de Coplas para Andalucía, la empresa de vinos patrocinadora, Atención protocolaria del Patronato, La Voz de Cádiz y el palco que comparten Cádiz Información y Viva Cádiz.

En la primera planta, la situación es algo más desahogada para el que paga su ticket. De los 22 palcos existentes, 17 salen a la venta. Canal Sur, Ayuntamiento y palco de invitados, Unicaja, Cajasol y un palco más de Jurado ocupan los demás.

Un poco más arriba, el público le gana la partida a los medios de comunicación. De 14 palcos, 11 salen a la venta. La diferencia de tres departamentos está ocupada por Cadena Cope, Cadena Ser y Punto Radio. Eso sí, esta situación se da en la fase preliminar. Durante las dos semifinales y la Gran Final el mapa del Falla volverá a cambiar.

Del mismo modo, el organigrama de los tornavoces también se verá modificado. Por ahora, los asientos situados en las dos columnas que flanquean el escenario pertenecen a la cabeza caliente de Onda Cádiz, Onda Cádiz radio, Onda Cero, Ninfas, Jurado Oficial y damas invitadas de la provincia.

A pesar de que muchas zonas del teatro están destinadas a los medios de comunicación, la importancia que el Concurso cobra cada año exige una mayor difusión. Así, en la presente edición se ha habilitado una sala de prensa junto a los camerinos del coliseo. No en vano, medios locales de reciente creación como ADN -de Planeta y el Grupo Joly-, la radio de Onda Cádiz y la proliferación de periódicos digitales necesitan también su lugar en el Gran Teatro Falla.

Puede que la casa se haya quedado pequeña, pero una mudanza no es planteable teniendo en cuenta que la casa de los ladrillos coloraos es el estandarte del Concurso. Cada uno cuida su parcela y se cuida de respetar a los demás. O por lo menos así tiene que ser.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios