La lluvia se sumó al numeroso público asistente a la Erizada y la Ostionada

  • La veterana peña viñera homenajeó a los chirigoteros José Luis Ballesteros 'Love' y a Joaquín Márquez 'Carapapa' · Un fuerte aguacero obligó a suspender las actuaciones pasadas la cuatro de la tarde

Comentarios 1

 En contraste con la noche del sábado, lo que benefició a los asistentes a la XXIV Pestiñada de la peña 'Los Dedócratas', la lluvia se unió a los festejos gastronómicos de ayer y pasadas las cuatro de la tarde obligó a suspender las actuaciones de las agrupaciones  tanto en la XXXII Erizada de la viñera peña 'El Erizo', en el tablao de la calle de la Palma,  como en la XXVI Ostionada que  'El Molino' celebró en la plaza de San Antonio.

El barrio de la Viña, fiel a su cita con el más antiguo de los festejos gastronómicos que adelantan el Carnaval en la calle, se había preparado para la ocasión e improvisados puestos callejeros ofrecían desde erizos a ostiones, pasando por lapas, mojama o camarones, además de todo tipo de bebidas.

En la sede de 'El Erizo', en la calle Cristo de la Misericordia, la entidad que preside Antonio Rueda, todo estaba a punto para comenzar el festejo, anunciado en esta edición mediante una composición fotográfica, muy caletera y con guiños al Bicentenario, realizada por Mary Miraut.

 Pocos minutos después de la una de la tarde Javier Taboa subía al tablao,  anunciaba el inicio de la 'Erizada' y daba paso a la primera agrupación, la chirigota cordobesa 'Los Pikuekes de Bombay', mientras que los colaboradores de la entidad comenzaban a repartir por docenas los 1.200 kilogramos de erizos, acompañados de manzanilla o cerveza.

 Los ediles de IU Sebastián Terrada y Blanca Marzán fueron los primeros municipes en llegar a la peña, a los que se sumó luego el concejal responsable de Seguridad Ciudadana, Juan Antonio Guerrero.

Por allí pasaron también, entre otros,  el veterano corista Basilio Ruiz y la reconocida aficionada María la de la Yerbauena, que ya presume de ser bisabuela.

Mientras, lo hicieron por el tablao la chirigota algecireña 'De nuevo en el mercado', la isleña 'Los superquitamanchas', la chiclanera 'Los de la APE, Asociación de Picadores Paraos de Cataluña' y la juvenil de la capital 'Los telecadi, una chirigota infantil', a las que se sumó la comparsa arcense 'Tiempo de títeres'. 

Sobre las tres de la tarde llegaban a la Erizada las nueve ninfas candidatas a diosa del Carnaval 2012, a las que acompañaba el concejal responsable de Fiestas, Vicente Sánchez, que a la entrada coincidió con el autor carnavalesco Manolo Santander, al que adelantó su felicitación por el 'antifaz de oro'.

La peña tenía previsto homenajear los veteranos chirigoteros Joaquín Márquez 'Carapapa' y José Luis Ballesteros 'Love', que acudió a la cita con sus chirigota 'Los puretas del Caribe', a la que en plena actuación sorprendió un fuerte aguacero que obligó a suspender la fiesta, cuando aún no había pasado por el tablao la antología 'Viejos recuerdos'.

Las calles de la Viña siguieron llenas de público, en su mayoría joven, que disfrutaba de un  'botellón' tempranero.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios