duende colorao

Lo de esta noche, va por ti

Comentarios 1

CUANDO cantamos el primer día, mucha gente nos felicitaba y se lamentaba de lo que nos ocurrió faltando 15 días para estrenar la comparsa, pero créanme, no puedo negar que aunque fue un mal momento, para nada es comparable ni en importancia ni en intensidad, al momento que mi hermano y yo tuvimos que enfrentarnos a principios de octubre del pasado año, eso sí que fue un trago amargo.

Precisamente mientras ambos estábamos en casa de mi hermano haciendo la primera cuarteta del popurrí, recibimos la llamada de mi madre alertándonos de que mi padre necesitaba ir a urgencias porque había un problema de salud serio. Enseguida dejamos lo que estábamos haciendo y fuimos a por mi padre y mi madre. Desde que llegamos a urgencias ese fatídico sábado a mediodía todo eran malas noticias, y la salud de mi padre empeoraba, hasta que el domingo por la tarde-noche, lo intervinieron quirúrgicamente de urgencia. Esas horas de quirófano, que aunque sólo fueron dos, a nosotros se nos hicieron eternas, fueron las más difíciles que creo hasta la fecha, tanto a mi hermano como a mí, nos ha tocado vivir, pero afortunadamente todo salió perfectamente y todo quedó en un grandísimo susto. Esas dos horas, las más terribles de mi vida, con mi madre, mi hermano, mi mujer y toda la familia al completo se me han quedado grabadas de por vida.

Él, este año, primero por su recuperación y después por todo lo acontecido, no ha podido ir a ningún ensayo de la comparsa. Por eso cuando el 26 de enero lo vi junto a mi madre sentado en primera fila de butacas para escuchar a la comparsa de sus hijos y lo vi disfrutar tanto, fue un momento inolvidable para mi hermano y para mí. Su cara de orgullo y satisfacción lo decía todo. Indudablemente el recibimiento del teatro fue "mágico", pero después de lo que nos tocó vivir con su enfermedad, verlo allí con sus 'duendes coloraos' disfrutando como un niño fue un momento muy especial, con una mezcla de sentimientos difícil de describir, pero sin lugar a dudas, precioso. Quise escribírselo antes en unos de estos artículos semanales, pero esperé a que coincidiera la publicación del mismo con una actuación, y hoy es el día!!!

Esta tarde vendrá a la peña La Estrella donde nos vestimos, allí estará con nosotros, nos acompañará al teatro, estará con nosotros en camerinos, siempre en un segundo plano, como le gusta estar a él, y luego cuando nos toque actuar, no sé donde la verá, pero esté donde esté, a mi hermano y a mi nos gustaría que sepa que estamos muy orgullosos de ser sus hijos, que estamos muy orgullosos de que nosotros y nuestra comparsa lleve su apodo (Carapapa), y que toda la comparsa de este año y en especial la actuación de esta noche se la dedicamos a él. Papá, lo de esta noche, va por ti.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios