Las monjas de Pardo confiesan estar viviendo "algo distinto"

  • El coro 'Que Dios nos coja confesás' afrontaba su segundo pase en el Concurso con la presión de haber gustado más que nunca en el debut y mirando de reojo las semifinales

No estaba la tarde para vestirse y maquillarse en el Club Caleta. Las coristas de 'Que Dios nos coja confesás' temían por la aparición de la lluvia. Como mal menor, el frío. Desde las cinco y media de la tarde se concentraba el grupo para afrontar su segunda actuación en el Concurso. Se respiraba algo distinto. Desde que este coro inició su trayectoria en 'Seguimos dando la vara' (2010) nunca había obtenido tantas alabanzas unánimes en prensa y aficionados. El pase por preselección puso al coro entre los favoritos para, al menos, alcanzar la preselección.

Esta presión añadida era ayer gestionada por su letrista, Lucía Pardo, con los pies en el suelo. "Nunca nos había ocurrido esto. Estamos muy contentas a la vez que nerviosas por lo que se espera de nosotras", confesaba, nunca mejor dicho, antes de partir hacia el Falla. Pardo aseguraba que el coro "no le quita el ojo a la semifinal" ya que "los que estamos en cuartos lo hacemos con esa ilusión".

El coro está consiguiendo crecer año tras año. "Llevamos buscando esto desde 'Cantina Las Manitas', cuando quedamos en sexto lugar y entraron cinco en semifinales", explicaba. Alcanzar la tercera fase "sería maravilloso", mas Lucía Pardo apuntó que este año "hay un nivel muy alto de coros".

La evolución del coro tiene mucho que ver con la autoimpuesta necesidad de dar cada año una vuelta de tuerca a las ideas, a la escenografía, a la estética en general. "El músico, Zampaña, y yo podemos decir que estamos experimentando. Somos jóvenes y estamos en la edad de probar cosas nuevas. Este año hemos apostado por el humor a pesar del riesgo que suponía comprobar cómo le caía al público. Afortunadamente parece que hemos acertado", señaló.

La directora, María José Ortega, destacaba que este "puede ser nuestro año". Esas sensaciones son inequívocas. Llueven los piropos sin pedirlos. "Notamos algo distinto, con la gente volcada", reconocía mientras miraba al cielo caletero intentando ahuyentar las nubes con el pensamiento. No quería hablar de semifinales. El 'Cholo' Simeone ha creado escuela y no sólo en el fútbol. El "partido a partido" de su Atleti se transforma para el Concurso en "fase a fase".

El coro cumplió con su principal objetivo: disfrutar en el escenario. "Lo que venga, vendrá", dijo Sor María José. Amén.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios