Una lucida jornada de Carnaval en la calle

  • Pese a las predicciones meteorológicas, el buen tiempo reinó en el Domingo de Piñata · Los coros recorrieron el centro junto a agrupaciones legales e ilegales

Comentarios 7

La lluvia por fin concedió una tregua a la capital gaditana y su Domingo de Piñata lució como nunca. Sin bullas. Sin grandes aglomeraciones. Con más coplas que botellones. Y con un Lorenzo que, tras muchos días, volvió a dejarse ver en las alturas.

Por las calles del centro se dejaron ver numerosas agrupaciones callejeras, aunque no tantas como las que se animaron a ponerle buena cara al mal tiempo el primer domingo de Carnaval. Los coros sí que aprovecharon esta gran oportunidad de cantar tangos sin contratiempos meteorológicos, y durante horas regalaron sus coplas a un atento y agradecido público que en ningún momento llegó a conformar una marea humana. Aunque bien es cierto que, agotada ya la mañana sin que el cielo filtrara lluvia, muchos gaditanos se animaron a salir en busca de letras.

Esta vez, afortunadamente, los pronósticos meteorológicos no acertaron, aunque el equívoco motivó la suspensión de varios actos gastronómicos, como el Frito Gaditano que organiza la peña La Estrella en la plaza Candelaria y que se ha pospuesto para el día 28.

Desde esa plaza partieron ayer los coros 'Menuda tierra', 'El coliseo', 'El duende del Corralón', 'Seguimos dando la vara', 'La academia' y 'El batallón de la libertad'. Éste fue el último en entrar en la calle Montañés para luego atravesar la plaza del Palillero, Novena, Ancha, San José y desembocar en Mina.

El recorrido más clásico, el que va de Puerto Chico al Palillero, lo abría el coro juvenil 'Pesadilla antes del Carnaval', que a las dos y cuarto cantaba el primero de sus tangos, mientras que Antonio Procopio, director del coro 'El cofre del tesoro', ordenaba con ayuda de un silbato subir a la batea a los integrantes de su grupo, que poco después cantaba el tango de medida y el dedicado al portuense Rafael Ricardi. No obstante, minutos antes Juan Antonio Lamas se encargó de telefonear al teniente de alcaldesa delegado de Fiestas, Vicente Sánchez, para notificarle que frente al Arco de Garaicoechea había vehículos estacionados, y tampoco se había cortado el tráfico desde el Campo del Sur hasta esa zona de Libertad.

Detrás de 'El cofre del tesoro' se encontraba el coro 'Las Pioneras', al que seguían el isleño 'El chivatazo' y el gaditano 'Las reinas del Pópulo'. Desde esta batea, los coristas de Nandi Migueles intercambiaron tangos con los sevillanos de 'Un coro de lunares', sin carroza, en la confluencia de Desamparados con Libertad.

Y por la calle Plocia iniciaron ayer su recorrido los coros 'Mirando por Cádiz', 'La pesadilla', 'Los muertos del coro', 'El clan de los Mac Cocas' y 'Maracaná'.

Tanto en la calle Libertad como en la plaza del Palillero era notable el descenso en el número de personas en relación con el primer domingo, lo que facilitaba poder escuchar con más comodidad tanto a los coros como a otras agrupaciones.

Precisamente, acabada la calle Novena, a las puertas de San Pablo, cantaba la chirigota 'Los falsos', cuyos repertorio escuchaba, junto a más público, el superintendente de la Policía Local, Antonio Rosón, y el responsable de la Policía Autonómica, Juan Expósito. Y por la calle Ancha, Luis Rivas, el crítico taurino de Radio Cádiz, preguntaba si los coros ya iban hacia Mina y animaba a acudir mañana por la tarde a la tertulia taurina del Ateneo, que protagonizarán el diestro Fran Gómez y la cantaora Marta Sevillana.

Unos buscaban coros y otros, chirigotas oficiales y callejeras. Alrededor de las escalerillas de la Torre Tavira, las condesas de Villafuente Bermeja, impulsoras de la Organización Benéfica Española de Señoras de la Alta Sociedad, congregaban a una treintena de personas. Y en las escalerillas de Correos, los jóvenes componentes de 'Los naturales' se dejaron ver con algo más de ropa que en el Gran Teatro Falla. Esta chirigota atrajo la atención de numerosas personas con sus desvergonzadas y simpáticas letras. A unos metros, la ilegal 'Y sin embargo te quiero' relataba las hazañas de unos cruceristas en Cádiz. "Sólo he visto la ruta del tapeo", cantaban.

La plaza Las Flores lucía al mediodía más despejada que de costumbre. "¡Qué bien se va hoy por aquí!", agradecía una señora que el domingo anterior se las vio y se las deseó, según recordó, para atravesar esa plaza, la calle Compañía y desembocar en Catedral. Ayer, sobre las cinco de la tarde, personal municipal procedía a desmontar el tablao situado ante la puerta principal de la Catedral para dejar despejada la zona con motivo del vía crucis de esta noche.

En Los Pabellones, en plena plaza de San Juan de Dios, cantaba la chirigota 'Sociación de dirertores', y fuera vendía libretos y cds la comparsa 'Los Santos'. Precisamente, en San Juan de Dios inició su recorrido el coro 'Los tangueros', que a las cinco y media de la tarde ofrecía sus tangos a la altura del bar Las Nieves, en Vargas Ponce, para concluir la jornada en la plaza del Cañón.

Cerca de este rincón, en José del Toro, Paco Mesa ofrecía las buenas cuartetas de su romancero 'Il cavalieri trovatore' encarnando al presidente de Italia, Silvio Berlusconi. "El Papa me quiere canonizar por tener marcada en la cara la Catedral de Milán".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios