"El éxito del mosquito que hemos diseñado es el culo"

Nada que ver con el monstruoso insecto en el que Franz Kafka convirtió al protagonista de su obra La metamorfosis. El insecto díptero que han ideado Ricardo Lores y Antonio Quintana para vestir a la chirigota de Juan Manuel Braza 'El Sheriff' no sólo ha caído simpático, sino que incluso ha sido premiado con la Aguja de Oro. La originalidad de ese tipo de mosquito, así como su divertido carácter e impecable elaboración lo han hecho merecedor de esa distinción que Canal Sur Radio lleva otorgando desde 1991.

Este galardón se suma a los otros cuatro que los empresarios de Ras Artesanos ya habían conquistado por el diseño de 'Los ángeles caídos', en 2002; 'Las estaciones', en 2004; 'La Atlántida', en 2005; y 'La tropa del parque', al año siguiente.

Ricardo y Antonio se muestran ilusionados por el premio, que lleva parejo 3.000 euros en monedas de 20 céntimos y que ayer no pudieron recibir en mano por culpa del gran aguacero que inundó la ciudad. Pero la mayor recompensa ya la recibieron el pasado 19 de enero, cuando el grupo de 'El Sheriff' revoloteó por primera vez por el escenario del Teatro Falla. "Para nosotros el premio más importante que podemos recibir es que nuestro trabajo guste, que llegue al público -comenta Ricardo-. Es una responsabilidad muy grande la que tenemos cuando vestimos a agrupaciones de cierto nivel. Si un tipo no está conseguido, si no llega al público, la agrupación que lo luce puede quedar fuera de la Final o no obtener un primer premio. La primera imagen marca mucho. Por eso, cuando se abren las cortinas del Falla, los primeros diez segundos lo pasamos fatal esperando la reacción de la gente. Con 'El escuadrón de los jartibles' estábamos realmente nerviosos".

Lo más complicado de ese tipo fue "empezar a trabajar de la nada. No es como hacer un disfraz de pirata para el que ya hay un diseño. Con los mosquitos partimos de cero y sobre la marcha fuimos haciendo modificaciones". Finalmente, se optó por confeccionar una malla de lycra de color carne y un trasero de gomaespuma forrado de esa misma lycra y pintada encima. Las botas, aunque llevan la firma de Ras, se han elaborado en Alicante, y las mallas llevan las puntadas de la empresa El Vestidor. "Él éxito de este tipo es, sin duda, el culo", está convencido Ricardo.

Igualmente, estos dos artesanos tienen muy claro que, por el momento, el mayor reto al que se han enfrentado tiene forma de árbol. El tipo de la comparsa 'Las estaciones', con letra de Tino Tovar y dirección de Ángel Subiela, dio sus frutos en forma de aplausos, e incluso recibió la Aguja de Oro. Pero reconoce Ricardo que materializar la idea de vestir de árbol a una persona no fue fácil. "Teníamos un gran marrón", sintetiza.

La primera Aguja de Oro que se concedió a esta empresa que lleva funcionando como tal desde 2001 la recibieron en 2002 por los ropajes de 'Los ángeles caídos'. No obstante, el tipo que arropan con especial cariño "porque nos marcó el camino a seguir" es el de la chirigota de 1996 'Mi viejo barrio'. Lores y Quintana consiguieron que los muñecos de Barrio Sésamo cobraran vida sobre las tablas del Falla, y por ese trabajo recibieron el Premio Crítica del Carnaval que otorga la Asociación de la Prensa de Cádiz.

Ya sólo una Aguja de Oro les separa del sastre de la peña La Salle Viña, Manuel Torres Vera.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios