josé maría acosta chirigotero

"Me encantaría reencarnarme en Jordi Pujol y tener una cuenta en Suiza"

Comentarios 1

Si pudiera vivir otra vida, no sería la suya con otro empleo u otro estatus social. José María Acosta lo tiene claro, se reencarnaría en el político catalán y expresidente de la Generalità de Cataluña, Jordi Pujol i Soley. Ante esta asombrosa confesión, el componente de la chirigota del Selu 'Ahora es cuando se está bien aquí' explica el porqué: "El hombre tiene la vida resuelta, sus hijos se han ido prontito de casa y han estudiado todos en Suiza, que a ellos les gusta mucho ese país. A la mujer le ha quedado una paguita muy buena después de llevarse toda la vida trabajando en una mercería en el callejón de Osorio, que la gente es muy mal hablá y va diciendo por ahí que ha robado. Y Pujol tampoco está mal con el dinerito que ha cogido con la herencia del padre y con los millones que recibió por interpretar a Yoda en la saga de La guerra de las galaxias, que la gente ya se ha olvidado de su paso por la gran pantalla".

Tras lo expuesto, El Niño de Malet se mete en la piel del expresidente imputado por fraude fiscal y blanqueo de capitales y se defiende: "Casi todo mi dinero procedente de la herencia de papá y de mis apariciones en las películas de Hollywood lo estoy invirtiendo en el segundo puente de Cádiz. Lo estoy pagando yo, pero eso de ti pa mí. Te lo digo en petit comité,porque no me gusta presumir...". Eso sí, justifica el parón que ha sufrido la construcción de la infraestructura sobre la Bahía de Cádiz con esta argumentación: "Es que llevan un tiempo molestándome y he tenido que dejar el puente aparcado. Me están llamando para que vaya a los juzgados para no sé qué tema de dinero, y así no se puede trabajar... uno no está en lo que está". "Pero que los gaditanos no se preocupen, ¿eh? ¡Que se queden tranquilos que el puente lo acabo yo!", agrega convencido.

El Jordi Pujol más chirigotero expone que ha dejado Cataluña para asentarse en Andalucía, concretamente en Cádiz, "porque los catalanes ya no me quieren. Me están quitando las estatuas, las calles que llevan mi nombre... y qué mejor sitio que Cádiz para sentirse querido, que aquí quieren a todo el mundo. Quieren hasta a Teófila con todos los años que lleva. Si la quieren a ella, ¡¿no ven a querer a mí?!", despeja así la gran incógnita.

Diario del Carnaval también le pregunta a José María Acosta qué sueño le queda por cumplir, y sin despojarse de su gracia chirigotera, espeta: "Tener una cuenta en Suiza. Ése es el sueño que tengo yo pendiente".

Eso sí, el carnavalero reconoce que lo ve difícil porque, según dice él mismo, "en Unicaja casi, casi, casi se están ya fiando de mí. A lo mejor no consigo tenerla en Suiza, pero me conformaría con tener una cuenta en Segovia, y así voy subiendo...".

Y se despide El Niño de Malet porque asegura que le están esperando para dar una clase de esquí: "Que ya estoy yo en Baqueira Beret. ¡Ome por favor!".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios