Calle ancha

Y si dicen, que dizcan...

Comentarios 1

COMO diría mi querido Fernando Santiago "...y si dicen que dizcan". Siempre me ha llamado la atención el autocontrol y la diplomacia empleada en la opinión sobre las agrupaciones y sus participantes que padecemos los informadores carnavalescos y que ralla con cierto grado de Síndrome de Estocolmo. Se da la circunstancia que en el Carnaval de la ciudad abierta y libertaria, lugar histórico de ideas renovadoras y avanzadas, próximo al Bicentenario de la Constitución de la Pepa, cuna de los fundamentos básicos de la libertad de expresión... un informador, comunicador o periodista no puede decir eso de "...pues el tango,o pasodoble o el tipo, no me han gustado demasiado". Vade retro ¡¡¡faltaría más!!! Sobra decir que cualquier autor de carnaval puede reflejar en sus letras o repertorio criticas, mofa, chiste de institución, organismo, persona humana o divina que considere oportuna porque para eso escribe y se lleva cuatro meses ensayando, por cierto, a veces por lo que dicen, parece que vienen obligados a concursar y hay que agradecérselo, pero el que está detrás de un ordenador, micrófono o cámara de televisión no puede decir abiertamente que es lo que piensa del repertorio que está escuchando y a veces soportando, llamativo cuanto menos, ¿no creen? ¿Se imaginan a los políticos o fútbolistas analizados por los cronistas del carnaval? "Mourinho encandiló con sus palabras a los presentes", "Zapatero levantó al hemiciclo tras su discurso", "La magia de Ronaldo embelesa a miles de aficionados"...bueno, que aburrido, ¿no?

Pues así transcurre el Concurso, entre crónica y artículo...comentario y entrevista...anodino...Y parece que vamos un poquito más "patrás" todavia. En otras épocas se han hecho cosas cuanto menos ingeniosas y divertidas cargadas de inteligencia y de humor... Enrique Alcina, Pepe Monforte, Paco Leal, Paco Rosado, Rodicio y Alarcón... cuanto os echamos de menos en vuestro estado más puro de ingenio e ironía. Lo que me pregunto es ¿porqué actuamos así? ¿Miedo a algo o a alguién? Que le pregunten a los periodistas en el Pais Vasco. ¿Nuestras propias empresas consideran que no es necesario meterse en líos con los autores? ¿La mayoría pertenecemos o hemos estado vinculados a algún autor o agrupación? ¿Eso nos coarta? Qué de preguntas sin respuesta para un género, el del periodismo carvalesco, que ni siquiera está valorado por el resto de la profesión... posiblemente por motivos que ahora no vienen al caso. A todo esto... encomiable el trabajo de todos los compis, prensa, radio, tele e internet...que se desviven por llevar el concurso a todas partes, con toda su buena voluntad y posiblemente robando horas de sueño y tiempo con sus seres queridos, y seguramente sin hacerse millonarios...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios