El cuplé ochentero marca la diferencia

  • Las chirigota de Vera Luque, gran protagonista de la noche junto al Sheriff, los coros y las comparsas de Juan Fernández y Germán Rendón

Que estamos en cuartos empieza a notarse en los repertorios, especialmente en los de aquellos que tienen altas miras en este COAC 2015. Entre todos se destacó la chirigota del Vera, que contagió con su ritmo ochentero a un Falla hoy más animado que en la jornada precedente. El Sheriff, los coros de Martínez Mora y Lucía Pardo y las comparsas de Juan Fernández y Germán Rendón también dieron un gran paso en busca de las semifinales.

En el duelo de coros, gran papel de ambos especialmente en el apartado vocal. Defendió buenas letras de tango La fábrica de humo, repartiendo a derecha e izquierda, aunque flojearon los cuplés. En cuanto a Qué Dios nos coja confesá, tampoco se bajaron de la pelea por las semifinales y consiguieron el más difícil todavía, levantar de sus butacas al frío público de cuartos a la vuelta del descanso. Gustaron sus tangos, en especial el segundo en el que rezan su particular rosario, un cuplé con mucho ánge al coro de Luis Rivero y en general un repertorio interpretado con muchísimo gusto. Puede ser este su año para dar un paso más.

Los Superpop pusieron la directa con un gran pase destacando en lo que tiene que destacar una chirigota, que es en los cuplés. Si algo ha convertido a Vera Luque en uno de los chirigoteros más laureados de los últimos años es que no baja el ritmo. Anoche ofrecieron una nueva muestra de regularidad con dos buenas letras de pasodobles y dos cuplés de genio, especialmente el segundo dedicado a los hijos que tiene por ahí repartidos Juan Carlos I. Con estos argumentos, a ver quién se atreve a decir que estos Superpop no van a tener un largo recorrido en este Concurso. También llama a las puertas de las semifinales la chirigota del Sheriff, que destacó en pasodobles. Muy bonito y sentido el segundo, dedicado al problema del agua en Loreto, un tema que toca de cerca al autor. No desentonaron los cuplés. Una chirigota que siempre resulta simpática y que tendrá como poco una oportunidad más este año. En cambio, el bajón en cuplés pone en chino en pase para la chirigota del Toté, digna cuartofinalista, eso sí.

Las comparsas de Germán Rendón y Juan Fernández protagonizaron un bonito intercambio de pasodobles, ambas en la pelea por las plazas de semifinales. Tras un par de años llamando con insistencia a la puerta de la tercera fase, este puede ser el año en que la marca OBDC alcance por fin las semis. Más que llamar la comparsa derribó la puerta con dos grandes letras y un repertorio con tanto contenido como originalidad en cuanto a forma. También mantuvo el nivel la comparsa de Juan Fernández, musicalmente embriagadora y bien interpretada, salvo algunos excesos. Antes, fría despedida -salvo gran sorpresa- para la comparsa de Los gitanos.

En la modalidad de cuarteto abrió fuego el de Aguilera y Piulestán, que bajó un poco el nivel respecto a su primer pase. Aún así, su presencia en semifinales no debería verse amenazada. De menos a más, su tema libre sirvió para que el Falla les despidiera con una sonrisa. Poco a poco los grupos van sacando su arsenal para pelear por unas semifinales que se venden carísimas, y no sólo en taquilla. 

Vídeos y fichas de la sesión, por Tamara García

Coro La fábrica de humo

Chirigota Los superpop (chirigota ochentera)

Comparsa El callejón del duende

Cuarteto Los niños de la Mary

Comparsa Lobos

Coro Que Dios nos coja confesá

Chirigota Los buscarruina

Comparsa OBDC. El show de Pinocchio!

Chirigota Los orgullosos

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios