CANELO Y YO

Al cuartetero desconocido

Comentarios 5

HOLA, vuelvo a ser Canelo, el perro del Canijo. Ahí lo tengo, como todos. Nervioso porque sabe que el concurso empieza ahora en cuartos; y a éste le da coraje la palabra "cuartos" porque fue su posición el año pasado en el concurso, que no se coló. "Canelo, una galleta". Me voy.

Hola, soy el Canijo. Este perro está enganchado a internet y se ha registrado en facebook. Tengo que darle galletas para quitarlo de aquí. El último día de preliminares, tres chavales de San Fernando presentaban su trío en el Falla. Con mucha voluntad, y seguramente con suficiente ensayo pero, siempre en mi opinión, con insuficiente autocrítica hacia algunas partes de su repertorio. Empezó a haber cachondeo desde el gallinero y uno de los componentes, quizás por su juventud, cayó en la provocación de contestarles y entonces se armó más la marimorena. Después pudimos ver por televisión a ese mismo componente llorar. Me sentí muy identificado con él, no sólo por su perfil, tampoco por lo que decía, sino más bien porque eso también me ha pasado a mí.

A este chico quisiera dirigirme para decirle que tal vez te tenga que dar la enhorabuena. No por el cuarteto, tampoco por tu gesto hacia el gallinero, el cual no comparto. Quiero darte la enhorabuena porque tienes lo primero que hay que tener : que te duela ésto. Si ésto no te duele, entonces no tienes el veneno necesario, ni el amor propio que te va a hacer falta para mejorar. Y vuelve. Algunos de los locutores y comentaristas que afirmaron en diversos medios que si no debíais de volver nunca más, también me lo dijeron a mí en su tiempo, lo que pasa es que ahora no se acuerdan. Yo no les hice caso, y espero que tú tampoco se lo hagas. Ellos miran el Falla sólo como un espectáculo, y no cómo lo que es : una escuela. Una escuela donde podemos suspender, aprobar, o sacar matrícula de honor. Este año has suspendido y además creo que te lo mereces. El camino es duro y puede que te canses. De hecho, hay quien lleva viniendo muchos años y sigue sin aprobar. Éstos sí que deberían dejarlo. Pero tú eres muy joven. Ésto no se acaba aquí. Puedes trabajar más. Escucha las opiniones negativas. Son las únicas que te harán mejorar.

Nadie nace sabiendo, y cuando somos muy jóvenes nos creemos que todo va a ser más fácil de lo que es. Es más, cuando dentro de algún tiempo, a lo mejor menos de lo que te esperas, el Falla se vuelque en aplausos contigo, vas a saborear mucho mejor ese éxito gracias a que conoces el lado oscuro del Falla. Desde luego, más que aquellos que sólo han recibido aplausos en el Falla. Y te aseguro una cosa : llorarás mucho más que el viernes. Pero será después del popurrit, y de alegría.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios