DOÑA CUARESMA

Las cosas, en su sitio

Hemos pasado un Carnaval extraordinario, donde las cosas han vuelto a su sitio. Ha tenido que ser la lluvia, la bendita lluvia, la que ponga el Carnaval de Cádiz en el lugar que le corresponde,  en los husillos y alcantarillas.

El agua también ha puesto en su sitio a la pandilla de ineptos que se encarga de organizar esta fiesta. En febrero hay que celebrar bailes de gala en grandes teatros, con la gente vistiendo smoking, traje oscuro o discreto disfraz. No hay otra solución. Pero aquí, a costa de querer ser populares, hemos convertido el Carnaval en un botellón colectivo para que se disfracen los gamberros de Dos Hermanas o Gerena.

Puestos a poner las cosas en su sitio, convendría que los responsables del dinero de todos los gaditanos nos digan lo que cuesta esta fiesta. Por ejemplo, nos gustaría  saber lo que percibe cada peña para que sus directivos se pongan morados con el pretexto de ofrecer una ‘comida popular’.

Y puestos a dejar las cosas en su sitio les revelaré que la próxima Semana Santa habrá un tiempo espléndido. No hace falta hablar con San Pedro. Consulten las predicciones meteorológicas y verán que todas coinciden: solazo grande para el Domingo de Ramos.

Las cosas, en su sitio. Lluvia para los coros y sol para la Borriquita.

Nos vemos en el Carmen.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios