Los coros adelantan un día el adiós

  • El carrusel del Mentidero se transforma sobre la marcha en la despedida de las agrupaciones de sus carrozas ante las previsiones meteorológicas para hoy que aseguran fuertes lluvias durante la jornada

El carrusel del barrio del Mentidero se transformó ayer sobre la marcha en el carrusel de despedida de los coros que participaron en él. Incluso otros, como el de Julio Pardo, reaccionaron y se montaron en la batea a media tarde. Y es que las previsiones meteorológicas para la jornada de hoy son claras y los coros no quisieron despedirse de la semana de Carnaval con un más que posible mal sabor de boca pasado por agua, como previsiblemente ocurrirá este domingo con la lluvia.

Los aficionados también se volcaron con este carrusel. El acto de la Asociación de Vecinos El Carmen del Mentidero se convirtió en una suerte de despedida del Carnaval. La mañana acompañaba y conforme avanzaba la jornada las coplas se iban trasladando a otros puntos del casco histórico. Inicialmente, en la plaza del Mentidero se dieron cita once coros, entre ellos el primer premio de la modalidad, 'Los tangueros'. Junto a la agrupación de Fali Pastrana, los coros 'Cantinero de Cuba', 'Un coro de lunares', 'Las pioneras', 'Los caperucitos muy enrollados este cuento no se ha acabado', 'Maracaná', el coro a pie 'El patio de mi casa'; la antología de coros de Paco Mora y los tres coros juveniles, 'Menuda tierra', 'Pesadilla antes de Carnaval' y 'Los herederos del tango'.

Cientos de personas se congregaron en esa zona del centro histórico, ávidos de coplas y de poder disfrutar de un carrusel sin sobresaltos meteorológicos de cualquier índole, como ha sido una constante en este mojado Carnaval 2010. El clima acompañaba y al no producirse esa masificación típica de otras concentraciones, los coros pudieron interpretar sus coplas con relativa comodidad.

Pero poco a poco las coplas salieron de este recinto. Incluso algún coro llegó a la Plaza de Abastos. Otros, como 'El batallón de la libertad', se sumaron sobre la marcha. El coro de Julio Pardo, visto lo visto, optó por iniciar su particular carrusel desde la calle Zorilla y hasta donde el tiempo se lo permitiera. De igual manera, poco a poco se fueron sumando agrupaciones callejeras de camino a las dos concentraciones que tenían en la noche de ayer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios