El año de los experimentos

  • Comenzaron a venderse las entradas personalizadas y por internet, con caos inicial · La final se redujo a tres grupos por modalidad y se implantó la fórmula de cuartos y tres semifinales a una sola vuelta

El Concurso de 2008 estaba cercado por la Navidad y la Cuaresma. Tanto que el Patronato tuvo que condensarlo en 20 días, con funciones de preselección de doce grupos y una de ellas, incluso, de trece. En esta fase comenzaron las sesiones a las 20.30 horas. Como muestra, un botón: el Concurso se inició un domingo por la noche y de día se habían celebrado la Ostionada y la Erizada. Fue el Concurso de los experimentos, que debieron resultar positivos porque algunos de ellos siguen vigentes. La venta de entradas, mal endémico, creó gran polémica. Para evitar la reventa se vendieron las localidades personalizadas entregando el DNI tanto para comprarlas como para entrar en el Falla. Comenzó a venderse también un porcentaje en internet, aunque falló el sistema, colapsado, y todo fueron quejas hasta que el Concurso no empezó a andar. Para hacer un Concurso más dinámico se acortó a tres el número de agrupaciones finalistas por modalidad y se obligó a las agrupaciones a montar sus escenografías en cinco minutos como máximo. Asimismo, para acabar con la segunda vuelta de semifinales sin alicientes para la mayoría de las clasificadas, se crearon los cuartos de final y una semifinal a una vuelta, en tres funciones que eran casi como tres finales. Aquello fue un acierto que se ha mantenido en nuestros días.

Se vivió una especie de reconciliación entre Antonio Martín y Martínez Ares, al cantarle la comparsa del primero, 'Los héroes del 3x4', un pasodoble al segundo, pregonero del Carnaval de ese año. Ambos se abrazaron tras las cortinas. En comparsas apareció Jesús Bienvenido en el primero de cuatro brillantes años, con el grupo antiguo de Tino Tovar y bajo el nombre de 'Los mendas lerendas'. Ganaron los Carapapa con 'La comparsa de Momo', con un popurrí muy crítico con el propio Carnaval gaditano, y completó la final 'La banda del capitán Veneno', de Aragón, cuyo pasodoble de medida 'Si caminito del Falla...' se filtró por internet y medio Cádiz se lo sabía antes de cantarlo en preselección. La sorpresa en chirigotas vino de la mano de Kike Remolino y Lolo Álvarez, que lograron un rotundo éxito con 'Las pito-risas'. Segunda fue 'Los monstruos de pueblo' de Yuyu y Sánchez Reyes y tercera 'El Código la Viñi' de Antonio Rivas, Falu Valero, Antonio Manuel Sáenz, Pacoli y Manolín Gálvez. El 'Coro la Catedral' de Pardo y Rivas se imponía a 'La Orquesta Cádiz' de Pastrana y Zamora y al sorprendente coro a pie de Francis Sevilla Pecci y Tino Tovar, 'La calle del arte', tercer premio. El 'Taller de reparaciones, esto arranca por cojones...' de Morera y 'Pal desembarco nosmaldía', de Ángel Gago, fueron primer y segundo premio de cuartetos. Como novedad, los no finalistas clasificados en cuarto y quinto lugar lograban primer y segundo accésit.

Fue elegida Diosa Ana Isabel Caño. Y uno de los pregones más esperados de los últimos años tuvo a Martínez Ares como protagonista. En San Antonio, el coplero ajustó cuentas con este Carnaval que le sigue esperando.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios