calle ancha

Se acabó... el Carnaval del Doce

Comentarios 1

NO pasará a la historia este carnaval del bicentenario por las grandes agrupaciones y coplas que pudieran quedar para el recuerdo y en la memoria del gaditano. Tampoco por una gran cabalgata que hiciera olvidar a las mediocres de otros años. Tampoco por unos grandes exornos que dejaran boquiabiertos a los visitantes que buscan disfrutar de uno de los mejores carnavales de España. Toda una fiesta a la que se le presumía inolvidable por eso del Doce...pero nos pilló el cuerno de la crisis por el escritorio y ya saben... sin dinero, sin presupuestos no puede haber nada medianamente digno. También parece que la crisis, palabra por cierto que procede del griego y que significa "cambio" o "transformación" así que un poco de optimismo, por favor... decía sí, que la crisis ha afectado a la inventiva, originalidad y especialmente a un Concurso que levanta muchas pasiones en un círculo de incondicionales muy respetables pero decadente... decadente en su concepto y en su desarrollo. Es curioso pero todos los que han pasado por él lo cambiarían y le darían la vuelta como un calcetín. Pero los que están no se atreven a tocarlo. Demasiado largo, extenso lo que provoca mayor vulgaridad o mediocridad. Hay que hacérselo mirar a los que lo organizan... pero bueno ya lo arreglaremos para el 2013.

En cuanto a la calle poco más se puede añadir a los cosas que se hacen de forma natural. Agrupaciones callejeras con mayor o menor calidad pero buscando a los clásicos nos garantizamos un mínimo de risas seguro. El estercolero del sábado noche es algo parece inevitable que junto a la poca colaboración ciudadana o sea nula educación poco más se puede hacer. Y eso que se colocan decenas de baños portátiles pero al personal le divierte más hacerlo en la calle. No imagino en Munich en la Fiesta de la cerveza o en Venecia en el carnaval a la gente miccionando en las calles... pero esto es Cádiz y aquí hay que orinar!

En cuanto a los medios de comunicación, en esta última reflexión, ya cuaresmal... sigo pensando que le dan más prestigio y repercusión al Carnaval que a la inversa... lo cuál por cierto no me parece mal si no fuera por lo ingratos que a veces son algunos con la prensa en general y con los comunicadores en particular. He observado actidudes deleznables de algunos individuos vinculados a la fiesta acomplejados o frustrados debido a su falta de brillantez o escasez de ideas lo que provoca un odio ancestral hacía un enemigo socorrido como es el mensajero, quién mejor si no. Felicidades un año más a Diario de Carnaval por su excelente trabajo y a sus sufridos hacedores, gracias a ellos hacen más importantes a todos los que disfrutan de una afición como es el Carnaval de Cádiz... y que algunos de sus redactores se preparen porque en breve llegará... el acólito enmascarado...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios