Villarreal fue Cádiz con más trabajo

  • La noche carnavalesca de la localidad castellonense llenó de nostalgia a más de 500 gaditanos

Comentarios 14

Gaditanos que hacía 15 años que no presenciaban atisbo alguno de Carnaval no pudieron contener la emoción en la noche del sábado cuando aparecieron en la sede de la Casa Cultural Gaditana la chirigota 'Los que van como Cadi' y la comparsa 'La rosa de los vientos'. Y máxime cuando esta última agrupación interpretó la presentación de la comparsa 'Caleta', provocando que la añoranza se volviera llanto entre los presentes. La paliza que los dos grupos se pegaron en autobús desde Cádiz mereció la pena. La felicidad pintada en los rostros de los emigrantes gaditanos fue una recompensa. Habían trasladado una muestra del Carnaval a quienes llevan, por motivos laborales, años sin disfrutar de la fiesta grande de su tierra. La I Noche Carnavalesca de Villarreal contó en hora punta con 1.000 espectadores, más de la mitad gaditanos allí residentes.

"Fue algo impresionante con tíos llorando como niños chicos. No tenemos más que palabras de agradecimiento para Cárdenas y Clavaín", señalaba Paco Gamero, organizador del evento, cuando se refería a los autores de ambas agrupaciones. Cárdenas, presidente de la Asociación de Autores, consiguió llevar hasta Villarreal la muestra carnavalesca. Su empeño fue premiado por la Casa Gaditana con la insignia de oro y el nombramiento de representante legal de la entidad en Cádiz.

Después de que el alcalde de Villarreal, Juan José Rubert, impusiera las bandas de las tres ninfas de la Noche Carnavalesca en la sede de la Casa Gaditana, se formó una comitiva a modo de pasacalles que llegó al casal cedido por el Ayuntamiento local, donde actuaron las dos agrupaciones. Para que las coplas llegaran de forma más directa y debido también a la escasez de micrófonos, los grupos decidieron cantar entre el público como si de un domingo de coros se tratara, lo que hizo más entrañable aún la velada. La fiesta acabó bien entrada la madrugada con la interpretación de las coplas de siempre en corrillos improvisados.

Paco Cárdenas califica la experiencia de "irrepetible". El presidente de los autores y la Casa Gaditana hablaron para que el próximo año el cartel esté formado por más agrupaciones y se organice el próximo verano para evitar contratiempos. Cajasol ayudó con una subvención a que las agrupaciones pudieran realizar el viaje. El autobús lo puso el Ayuntamiento de Cádiz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios