Valió la pena esperar

  • Final de sesión por todo lo alto con los Majaras, Vera Luque, los Carapapa y el Selu en una última jornada de cuartos en la que también destacan 'Los falsos' del Love

Comentarios 23

Se dice que lo bueno se hace esperar y esta última jornada de cuartos vino a confirmar el dicho. Poco antes de que el jurado diera a conocer el nombre de los semifinalistas, los aficionados presenciaron un final de sesión por todo lo alto con las actuaciones de los Majaras, Vera Luque, los Carapapa y el Selu en una noche en la que también destacó la chirigota del Love.

Alzó el telón de esta última función de cuartos el coro de la Viña, que agradó con sus tangos al paro en la capital y a las barquitas de la Caleta, que no las moverán. A continuación, los falsos del Love y el Cabra la formaron haciendo tipo y regalaron al público un gran pasodoble -en el que intentan convencer a su parienta de que se fueron a tomar “una copita na más”- y un cuplé símplemente genial en el que lo que parecía ser, fue.

La comparsa de Barbate De estraperlo defendió con mucha fuerza la injusta situación que viven las almadrabas de su tierra. Por su parte, el cuarteto de Algeciras bajó ostensiblemente el nivel respecto a su primer pase. Por el contrario, la chirigota Los naturales fue a más en cuanto a letras, especialmente en pasodobles. Curiosamente, los cuarteteros podrán redimirse en semifinales mientras que el concurso ha terminado para los jóvenes chirigoteros.

Cinco agrupaciones para dar por concluidos los cuartos, y entre ellas varios platos fuertes. Primero Los galácticos tuvieron una oportunidad más de divertirse sobre las tablas del Falla. Acto seguido llegó la comparsa de los Majaras, una de las sensaciones de las eliminatorias, con el difícil papel de mantener la grandísima imagen lograda en preliminares. 'Medio siglo' sufrió un ligero descenso en el nivel de sus letras en pasodobles y cuplés pero su popurrí entusiasma y el teatro volvió a volcarse con ellos. Parten como favoritos en la siguiente fase.

También acabó levantando al teatro la chirigota de Vera Luque, que se confirma como una de las favoritas del público. Se mantuvieron dentro de lo esperado en pasodobles y arreglaron el desaguisado del primer cuplé -demasiado borde para una chirigota de su categoría- con un segundo genial dedicado a los carnavaleros sevillanos, a los que siempre se les abre las puertas de Cádiz. A ver si ellos hacen lo mismo en su feria... También agradaron las letras del G-15 de los hermanos Carapapa, que dedicó sus pasodobles a los carnavaleros de fuera y al maltrato, en este caso de un hijo a su madre.

Para concluir, nada más y nada menos que Los que no se enteran del Selu, a media horita escasa del fallo del jurado. Volvieron a sorprender con dos grandes letras de pasodobles a los políticos y a los cruceros que llegan al muelle de Cádiz, tratados con mucho humor e ironía. No defraudaron.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios