Sencillo pero efectivo

La misma comparsa de Juan Carlos Aragón está siendo alabada por su sencillez en la interpretación, sin "ortavillitas" o contra altos que presuman de hacerle la voz por arriba a la sirena de Astilleros. Sin finales de popurrí a 76 voces, con frases que ni la Piedra Rosetta es capaz de traducir. Pues de alegro de esta vuelta. Para mi gusto, debería extenderse al retorno de la sencillez de decorado. Les confesaré una cosa. El Año de 'Tampax Goyescas' decidimos ir al Concurso del Falla sin atrezzo y con un forillo negro.

Era un grito subliminal contra la conversión de la chirigota en un musical de la Gran Vía de Madrid. Era una manera de demostrarnos, y demostrar, que lo que hace falta para ganar son buenas letras y músicas,

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios