DOÑA CUARESMA

San Valentín bivalvo

SÁN Valentín fue un romano que se santificó al alcanzar la palma del martirio un 14 de febrero del año 270 de nuestra era, por no querer renunciar al cristianismo, y haber casado a parejas en secreto, habiendo prohibido este sacramento el emperador Claudio II .

Fue enterrado muy cerca de la romana Porta Flaminia, y desde la Edad Media los franceses comenzaron a celebrar el día de su santo como el día de los enamorados.

La fe impone que en un día como hoy los enamorados se muestren su afecto y santifiquen su amor en legítima coyunda con el único fin de la procreación. La costumbre ha hecho que en esta fecha los enamorados se feliciten y se hagan regalos, compartan románticas cenas, y viajen a lugares escogidos donde el entorno sea el más amoroso marco para su cariño.

Es así en nuestra civilización, que no es más que la cristiana. En la sociedad cristiana (ya sea calvinista, anglicana, católica, luterana, presbiteriana, mormona....) es lo civilizado por nuestra cultura, y además entre hombre y mujer, por supuesto.

¿Cree usted que en el día de los enamorados es civilizado meterse con su mujer en la bulla de los coros, donde seguro que le ponen un rabo, y que lo más parecido a una legítima coyunda que haga usted sea darle lametazos a un ostión?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios