Rostros para la historia

  • Antonio Martín, Pedro Romero, Joaquín Quiñones y Antonio Martínez Ares, los autores más premiados en este medio siglo de comparsas, rinden pleitesía a Paco Alba

Comentarios 4

El sol del mediodía recorta su silueta. Impasible al tiempo, a la memoria. Impasible al viento, al frío. El maestro de pose eterna es rescatado del desdén de la rutina. De su mirada inerte que se fija por siempre en La Caleta. Azul es la soledad de Paco Alba. Una soledad rota por la visita de cuatro de sus alumnos aventajados. Los herederos de El Brujo van llegando a la plaza. Por separado. Van llegando a la plaza. Para cobijarse a su sombra. Para ser inmortalizados. Rostros para la historia. Atrapados en un instante único, eterno. Como el busto de Paco, creador de 'Los Pajeros', creador de la comparsa. Hace cincuenta años, nada menos.

Los más brillantes legatarios del embrujo alzan la vista, cada uno en un momento, cada uno de soslayo, hacia la obra de Nando. Antonio Martín, Pedro Romero, Joaquín Quiñones y Antonio Martínez Ares. Los autores que más primeros premios han conseguido en la historia de la modalidad acuden a la cita organizada por Diario del Carnaval. El octogenario gaditano de Ayamonte, Enrique Villegas, disculpa su ausencia a través del hilo telefónico. "No me encuentro bien, debe ser por las noches que he ido al ensayo de la comparsa, pero la verdad es que estoy en la cama y tengo molestias en la garganta, perdonadme".

Con bufanda y mascota, bien abrigado y bien acompañado, se presenta el autor de 'Agua clara', el único carnavalero puntual en llegar a la cita. Francisco Abeijón Carapalo, que camina a su lado, no pierde la ocasión para lanzar, con arte, una de las suyas. "¿Qué frío no? Y qué viento. Paco Alba tiene que estar siempre resfriado". Y no le falta razón al coplero. En la mañana del sábado, aunque soledada, se desperezaba el poniente coincidiendo con la pleamar.

Martín saluda, elegante, ríe y charla, mientras espera a los que fueron y, en algunos casos, son sus rivales y, sobre todo, compañeros. Contempla la plaza, el horizonte. Al fondo, en el camino angosto que muere en el Castillo de San Sebastián, un grupo de turistas retratan la fortificación. Paco Alba también observa. Siempre observa.

A su espalda, Joaquín Quiñones y Pedro Romero se encuentran en una esquina de la plaza. Se abrazan con emoción para, un momento después, avanzar juntos hasta converger con Martín. "Vengo desde mi exilio de la calle Adelfa", comenta el autor del barrio de Santa María con el ánge que lo caracteriza, mientras Quiñones asiente simpático y Martín ríe el comentario.

"No encontraba aparcamiento". A paso ligero y algo apurado, Antonio Martínez Ares llega el último a la cita. Quejas, con arte. Y un poquito de carga sobre el reciente protagonismo del ex pregonero en los repertorios de carnaval.

Julio González, jefe de fotografía de Diario de Cádiz, ya ha preparado sus bártulos para la singular fotografía, incluyendo una escalera que le ha prestado su amigo Momi Torrejón, responsable de la barra de la cercana peña Juanito Villar, y les da las primeras instrucciones para que posen ante el descuidado monumento, en cuya pedestal figura una placa con la leyenda "Paco Alba. Creador de la comparsa. Enero 2001".

Entre conversaciones y bromas se nos echa encima la hora del aperitivo y el grupo decide tomarlo en la peña Juanito Villar, donde los recibe Luis Franco y Pepe Suazo. Antonio Martín y Joaquín Quiñones se deciden por la manzanilla, Pedro Romero opta por una cerveza sin alcohol y Martínez Ares decide tomar una Coca-Cola. Camino al local, Romero lamenta los aspectos en los que el Concurso ha cambiado para mal, en su opinión. "Antes salíamos con los coloretes y lo importante era lo que se cantaba. Ahora muchas veces prima el montaje. Sale un grupo cantando en lo alto de una palmera y ya la gente le está aplaudiendo porque es espectacular", reflexiona

El Concurso del Falla protagoniza la conversación. "Hay que arreglar lo de la clasificatoria cuanto antes, el Carnaval de 2013 será del 8 al 17 de febrero y con el aumento del número de agrupaciones nos vemos en Nochebuena en el Falla", coinciden.

Martín hace hincapié en algunos aspectos del Concurso y su organización. La criba previa es bien vista por el autor de la calle San Vicente. La venta de la mayoría de entradas por internet, ni por asomo.

Pedro Romero habla de su último proyecto, un libro, mientras Quiñonez y Martínez Ares conversan fluidamente a pocos metros. Corre un agradable aire en el ambiente, pero la sombra de la competitividad del Concurso es demasiado alargada como para que no aparezca en la bóveda que ocupa la peña flamenca. El autor de 'Nuestra Andalucía', probablemente el segundo premio más recordado de la historia del Carnaval, se muestra ilusionado. "Es un repaso comentado de la historia de Cádiz pasada por el tamiz del humor y el prisma carnavalesco", anuncia uno de los poetas más importantes de la fiesta.

En el fragor de la charla, se acercan a saludar al grupo Manolo de la Rosa y Felipe Scapachini. Luego llega Pepín Muñoz. Tras alguna foto de conjunto que, en breve, colgará de las paredes de la peña Juanito Villar, Antonio Martín y Martínez Ares se van juntos y Quiñones se ofrece a acercar a su casa a Pedro Romero. Besos carnavaleros, y de complicidad en algunos casos, en la despedida de los periodistas. Salvo Quiñones, que estrecha firmemente la mano a los hombres y besa a la mujer.

A la salida coinciden con Manolo y Emilio Santander. Más saludos y cariño. Ahora es otra escultura la que parece contemplar la estampa, la de Fernando Quiñones, apostado junto a la puerta de La Caleta. Paco Alba, y su soledad azul, sigue oteando el horizonte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios