Segunda semifinal

Los Rolling iluminan el Falla a base de ingenio

  • El cuarteto de Ángel Gago se lleva la mayor ovación del concurso gracias a su genial repertorio en una jornada marcada por la gran competencia en todas las modalidades

Comentarios 28

Let’s go! El cuarteto Esta boca es mía brilló con luz propia en la segunda semifinal del concurso e iluminó el Gran Teatro Falla con un magnífico repertorio pleno de ingenio, ironía y humor fino. El público se entregó a ellos en una noche de alta calidad y enorme competencia en todas las modalidades. Los niños, Vera Luque, Yuyu, Quiñones, Tovar… ni una sola de las agrupaciones en liza la pasada madrugada tira la toalla y todas se mantienen con opciones a la espera de lo que decida el jurado esta madrugada.

Primeros tangos de la noche a cargo del coro a pie, que se mantuvo a gran nivel y está entre los favoritos para pasar a la final. Despuntaron con su segunda letra, en la que criticaron con ironía la poca valentía de algunos autores en busca de un premio. También agradaron sus cuplés, dejando un reperotorio de lo más completo. Tras ellos llegaron los superabuelos de Manolín Gálvez, con un repertorio un poco por debajo de lo mostrado en cuartos que les aleja un poco de la final. Destacaron especialmente en su segundo pasodoble aunque sus cuplés no acabaron de despuntar. Aún así, no se les puede descartar.

La comparsa de Quiñones abrió fuego primero en la gran batalla de pasodobles de este martes. La pensadora gaditana lució de nuevo su espectacular grupo de voces, a una altura que no alcanzan ni letras ni música. Gustaron sus pasodobles a la retirada de los crucifijos en las escuelas y a la mujer, aunque no entusiasmaron como en otras ocasiones. Aún así, están entre las favoritas para volver el viernes.

Antes de que llegara la primera réplica a cargo de la comparsa de Juan Carlos Aragón, salió a escena el cuarteto Esta boca es mía. Los Rolling Stones de Gago se superaron con creces y ofrecieron un repertorio simplemente genial a base de humor fino, doble sentido y juegos de palabras. El tema libre, a base de canciones de los Rolling, antológico. El público supo premiar su grandísima actuación con la mayor ovación oída en lo que va de concurso.

Con las mandíbulas aún doloridas de tanta carcajada llegó, ahora sí, Los comparsistas se la dan de artistas para finalizar la primera parte de la función. En esta ocasión sí que conectaron con el público gracias a dos pasodobles impresionantes, a otro nivel. De esas letras que sólo salen de la privilegiada pluma de Aragón, la primera para el Cádiz CF y la segunda para la cama. Sí, a la cama. Pura poesía y sentimiento. Su trayectoria de menos a más en el concurso, llegando con fuerza a esta recta final, les concede posibilidades de estar en la cita del viernes.

Tras el descanso subió a las tablas el coro de los niños, que mantuvo el nivel de pases anteriores y ofreció letras aún mejores que en cuartos. Pasodobles críticos y buenos cuplés, actuación de lo más completa. La final es posible para ellos, tanto como para la chirigota de Vera Luque, que volvió a dejar un muy buen sabor de boca. Los robots lucieron dos pasodobles de envergadura al conflicto palestino-israelí y a la ministra gaditana Bibiana Aído y destacaron sobre todo en su segundo cuplé. Presentación y popurrí, geniales aprovechando al máximo el tipo.

Nuevo duelo de comparsas para cerrar la sesión, con permiso de los pilotos del Yuyu y Sánchez Reyes. Primero llegó Voces, que volvió a despuntar con dos pasodobles de categoría en letra, música e interpretación dedicados a George Bush y a la afición por despellajarse de algunos carnavaleros. Y si exitosos fueron los bocaítos de Los trasnochadores, no lo es menos su Hakuna Matata, un auténtico pelotazo de estribillo.

Turno para la chirigota ‘Air con el carair, carair, carair…’, que acusó la hora (rozando ya las tres de la madrugada) y sufrió un pequeño bajón en su repertorio, especialmente en los pasodobles. Aún así, por su trayectoria en el concurso mantienen intactas sus opciones de aterrizar en la gran final.

Y para concluir esta larga y apasionante noche carvalesca llegó la comparsa de Antonio Martín, que mantuvo el punto de calidad de pases anteriores destacando sobre todo en pasodobles e interpretación. Acabó con ellos la arrebatadora batalla de comparsas, con cuatro claras aspirantes para tres plazas. Y eso, sólo hoy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios