DOÑA CUARESMa

Reyes Magos o Carnaval

NO sé si soy víctima de una broma. Pero mis fuentes carnavalescas, generalmente muy bien informadas, me comunican que el presidente del Jurado del Carnaval es también presidente de los Reyes Magos.

¿Cómo es posible? ¿Estamos majaretas?

Supongo que el responsable de los Reyes Magos debe ser una persona extraordinariamente sensible. Atento siempre a los más pequeños, buscando incansable caramelos, golosinas y juguetes, y pendiente de que las barbas del Rey Melchor sean lo más blancas y sedosas posibles.

No me explico cómo puede ese hombre compaginar tan delicada y caritativa labor con escuchar las groserías y ordinarieces carnavalescas. Se puede ser experto en varias materias, pero unir villancicos con cuplés es demasiado y se corre el peligro de confundir el adestes fideles con un tango de Julio Pardo.

Cádiz, todos los sabemos, es la cuna de los fatigas y jartibles. Solamente en Cádiz es posible salir de cargador en la Expiración y ser un destacado octavillita de una irreverente chirigota. Pero compaginar Reyes Magos y Carnaval es demasiado, aunque niños y comparsistas griten de igual insoportable manera.

¿Y el bricolaje? ¿Nadie en Cádiz se resigna a quedarse en casa haciendo bricolaje?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios