Remolino relata lo que se siente con un "gatillazo carnavalesco"

  • "Quieres cantar pero tu cuerpo no responde", decía el autor de 'Los Paco-Piedra' antes de actuar con su chirigota "Ningún tratamiento acaba con la gripe en tres días", comentaba

Kike Remolino no olvidará fácilmente el Concurso de 2015. Un proceso gripal con muy malas ideas le ha provocado lo que él calificaba ayer de "gatillazo carnavalesco, es decir, querer cantar y no poder". Porque Kike no estaba ayer para cantar. Es más, no estaba ni para tenerse en pie, aunque ahí estuvo, al lado de lo suyos en los momentos duros, en un año donde su grupo, cosa rara, no aparece entre las favoritas para meterse en la final. "Mi grupo lo está pasando mal. Hemos tenido dos días que para nosotros se quedan". Porque Kike no es el único con gripe en la chirigota. Julio, su director, también está pillado. "Está un poco mejor que yo, pero vamos, tampoco está para cantar".

El laureado autor gaditano reconocía que se está sometiendo a un tratamiento de choque pero que su médico le ha comentado que "la gripe tiene sus días y por más paracetamol que te metas la voz no se recupera. Necesita descanso y muchos días sin forzar".

En su actuación del pasado sábado Kike incluso tuvo que ser atendido por la Cruz Roja al finalizar. "Tenía fiebre alta, pero supongo que con el calor del disfraz, los focos, la tensión, me subiría algún grado más. Lo cierto es que en el popurrí noté que se me iba nublando la vista, que las piernas me temblaban, incluso veía a mi grupo irse para adelante defendiendo el repertorio y yo no me fiaba, de lo mal que me encontraba. Al acabar llamé corriendo a los chavales de Cruz Roja, que me atendieron divinamente. Toda la gente de las bambalinas se portó de categoría, desde Miguel Ángel a los tramoyistas. De chapó".

Anoche Kike también tenía fiebre y mal cuerpo. De hecho, nada más llegar comentó su situación a Cruz Roja para que estuvieran atentos a cualquier imprevisto. "Son las cosas que tiene el Carnaval. Yo estoy loco porque acabe esto ya y poder recuperarme tranquilo. Está siendo el Concurso más complicado que he vivido nunca", decía Kike con voz trémula.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios