El Puerto bendice a Cádiz con buenas coplas

  • La comparsa de los Majaras, sin Pedro en el escenario, agrada con su característica fuerza sobre las tablas

Comentarios 4

 "Parto de mellizos" para Antonio Rivas en esta octava noche de coplas en el Falla. Su coro abrió la función y justo antes del descanso le llegaba el turno a la comparsa, el mítico grupo de Los Majaras para el que escribe desde hace tres años.

La comparsa de El Puerto llega este año con un tipo atrevido, el nombre lo dice todo. 'Llámame Jesús', Jesús de Nazareth. Un tipo que "no es fácil de ver en la modalidad, salió hace poco en chirigotas con Vera Luque pero en comparsas hace mucho que no se ve, es un tema un poquito tabú". La idea del autor es "hacer ver qué diría Jesús de la sociedad actual", un Jesús más humano que divino y crítico en sus letras con el uso de su legado que hace el Vaticano, como pudo verse posteriormente. 

Ramoni toma el testigo

La gran novedad en el grupo es la ausencia de Pedro, un mito viviente del Carnaval, por primera vez en cincuenta años. La responsabilidad de dirigir al grupo recae en esta ocasión en José Ramón de Castro 'Ramoni', una de las grandes voces de la fiesta y "supercómodo, identificado y muy feliz" con el grupo al que llegó hace tres años tras formar parte de las comparsas de Quiñones y Juan Carlos Aragón. 

"Parece un majara de toda la vida" dice de él Pedro, quien cede el testigo a un comparsista de los más queridos de la fiesta. Tanto es así que cuenta emocionado, como muestra de lo grande que llega a ser el Carnaval, que el año de 'Medio siglo' durante una actuación en Córdoba se le acercó un hombre para que se hiciera una foto con su hijo, también José Ramón "y porque no me dejaron ponerle Ramoni" según le dijo. Una anécdota que refleja fielmente lo lejos que puede llegar el cariño a esta fiesta y sus protagonistas. 

Etiquetas

más noticias de CARNAVAL Ir a la sección Carnaval »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios