Doña cuaresma

Preparando las fiestas

Comentarios 0

SI Cádiz fuera una ciudad culta yo estaría preparándome para celebrar las fiestas como Dios manda. Si el Carnaval no fuera tan ordinario y cateto, yo estaría preparando mi caseta.

La música sería fundamental. En este caso, yo estaría en contacto con la orquesta de Toni Zonti o con Julita y sus muchachos para que actuaran en mi caseta. Si no fuera posible buscaría música en disco, pero melodiosa y animada. Prohibidos los grititos acomparsados.

La comida también formaría parte principal de mi caseta. Nada de ostiones, erizos o caballas. Jamón serrano de varias jotas, queso manchego y bistelitos para la plancha. Prohibidos los paponazos, gofres y salchichas de tartanas.

La bebida estaría ya encargada a Sanlúcar y Jerez. Vinos buenos, manzanillas selectas, riojas de reserva y whisky Chivas para los más aficionados. Nada de Valdepeñas ni de ginebras adulteradas.

Buscaría una buena empresa de seguridad para que me mande vigilantes con buen olfato. Unos buenos seguratas que impidan el paso a la gente del Carnaval y que sepan distinguir, debajo de las colonias de pachuli, a los carnavaleros.

Por último, encargaría a una imprenta un enorme cartel para ponerlo en la puerta de mi caseta. Y cuando apareciera una comparsa con la pretensión de entrar a cantar lo pudiera leer bien clarito:

¡Prohibido el paso!

más noticias de CARNAVAL Ir a la sección Carnaval »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios