Plaza de San Antonio

Convendrán conmigo que la plaza de San Antonio es la más bonita y señorial de la ciudad. Se trata de un espacio amplio, con casas señoriales y elegantes,  pero que, por una u otra circunstancia, nunca podemos disfrutar los gaditanos.

Más de medio año está ocupada para los más diversos fines. Veamos. Los monos nunca fallan. Todos los años durante dos o tres meses una entidad bancaria de Cataluña nos obsequia con una exposición sobre la evolución del hombre. Desde que era un mandril con cara de comparsista gaditano hasta que consiguió erguirse.

La pista de hielo también es inevitable. El comercio gaditano en vez de buenos precios ofrece la posibilidad de abrirse la crisma. Otro mes hay que dedicarlo a la feria del libro viejo. Gangas editoriales hay pocas, pero sí novelas de Lafuente Estefanía de segunda mano con cascarrias pegadas a sus paginas.

La artesanía de los primeros pobladores de América también tiene su espacio. Perfumes de Pernambuco y trenzas del Altiplano. Alta calidad. Y Carnaval.  Primero para la ostionada y después para que un pregonero nos diga que empieza el Carnaval. Como si no nos hubiéramos enterado. Teo, amiga. ¿Cuándo podremos pasear por la plaza de San Antonio?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios