juan antonio bocuñano autor de carnaval

"Me veo invitando a Platini y a Blatter al Falla como presidente del Cádiz"

Imaginar es gratis. Bien lo sabe Juan Antonio Bocuñano, que si tuviera la posibilidad de vivir otra vida, la que él desease, no dudaría en vincularla al Cádiz Club de Fútbol, ejerciendo de presidente del equipo de sus amores. Pero eso sí, no estaríamos hablando del Cádiz de ahora, del que juega en Segunda División B. El autor de la chirigota 'Los hombres de blanco' sería idolatrado por los cadistas, ya que está convencido de que sacaría a flote al Submarino Amarillo e incluso lo llevaría a la Champions League.

"Yo me veo ya con mi bigote y mi puro, señas de identidad de un presidente de un importante club de fútbol, invitando a Michel Platini -presidente de la UEFA- y a Joseph Blatter -presidente de la FIFA- a tomar unas cervecitas en El Manteca. Y haría todo lo posible por llevarlos al Falla durante el Concurso de Carnaval, por ronear na más...", ríe el chirigotero.

Eso sí, apunta que sería un presidente "muy estricto" con sus jugadores. "En el Cádiz jugarían los mejores del momento, hasta se darían cachetás por entrar. Pero todo el que quisiera fichar por este equipo tendría que vivir en Cádiz, nada de El Puerto o Jerez, ¿eh?. Les obligaría a firmar una cláusula en el contrato obligándolos a fijar su residencia de Cortadura para dentro". Esto sería innegociable para Juan Antonio Bocuñano. Sus hombres tendrían que sentir y vivir los colores.

El letrista reconoce que se emocionaría viendo a "los niños en el centro del campo del estadio Carranza desplegando la bandera de la Champions League" y, sobre todo, "animando al Cádiz en un partido contra el Bayern de Múnich". "Sería un pelotazo. Y ese Guardiola arañándose la cara de abajo pa arriba viendo perder a su equipo...", transmite como si lo estuviera viviendo.

Tras lo expuesto, el carnavalero agrega con una sonrisa: "Todos vivimos de sueños...".

Sueños que, en ocasiones, se cumplen, como bien sabe él mismo, que aprovecha la llamada de este periódico para recordar que el pasado año, en respuesta a una de las preguntas que le formulamos para otra sección de este suplemento, comentó que le haría especial ilusión que su mujer dejara de fumar; y ya son nueve los meses que Patri lleva sin encender un pitillo.

"Dentro de poco cumplirá un año sin darle al tabaco, y eso que fumaba como un carretero. Es un orgullo poder decir que después de pedirle públicamente que dejara de fumar, abandonara el tabaco. Lo ha conseguido. Es un sueño que se ha cumplido", celebra.

Y antes de despedirse, el autor aprovecha para lanzar otro mensaje a su esposa: "El próximo sueño que tenemos viene en camino". "Lo dejamos ahí", finaliza sonriendo el imaginario presidente del Cádiz C.F.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios