Chirigota

Los Paco-piedra

Comentarios 1

Localidad: Cádiz

letra. David Cornejo Prada y Enrique García Rosado 'Kike Remolino',

música. Enrique García Rosado.

director.  Julio Álvarez García.

el tipo. Retrógrados del siglo XXI.

En semifinales: "¿A esta hora hay que cantar Carnaval? Diiigooo", comienzan con sorna su pase semifinal los Paco Piedra que también le dan su toquecito a Canal Sur. "Ahora te vas a comer las uvas por cojones". Y le tiran unas cuantas a un cámara de mentira que tienen colocado en escena. Animando el cotarro antes de la decisión que los meterá o les dejará fuera de la final. Tras su presentación de este irónico tipo que explican, divinamente, con ese fraseo de la presentación "que gire el mundo, que el mundo se mueva, que yo no salgo de mi cueva". Estos chirigoteros que suelen hacer pasodobles con parte simpática y crítica, se saltan la sátira en su primera letra para decirle de todo a los poderes  de este país que nos han dejado en ruinas, "que cada euro que robaste te lo gastes en medicina" porque "aquel que roba un país no tiene ni perdón ni corazón" aunque ellos esperan, en su remate, que un día "el obrero baile sobre tu tumba". Se van ellos en el segundo pasodoble. ¡Y llegan ellas! Las señoras de Paco Piedra toman la escena. "De la escoba a la cocina na más". Toda una letra contra otro tipo de violencia (porque es violencia) contra las mujeres, la psicológica, la que va minando la seguridad y el amor propio de la mujer. Porque aunque esta señora aguante a Paco Piedra, no es tonta, y uno así no lo quiere "para su hija". Cuplé de pelo a las barbas de un chico que se lían con el poblado aquello de su chica; y  otro al zoo de Castellar  que termina en conejo y zanahoria. No veo los cuplés para aspirar a final.

En cuartos: "Que gire el mundo, que el mundo se mueva, pero yo no salgo de mi cueva". La sátira de este personaje retrógrado, machista y racista vuelve a brillar con dos buenos pasodobles bastante metidos al tipo y con ese estilo fraccionado en el que por una parte se busca la carcajada y, por otra, la reflexión. Los cuplés, más modestos, deslucen parte de su repertorio que se levanta, por momentos en el popurrí. Tiene sus cositas de ánge (lo del Madrid de rosa, por ejemplo, por mencionar un detalle o mantener "en espera" a Osvaldo) y otras cuartetas más discretas. Pero antes de todo esto, cervecita, unos buenos golpes en la prominente barriga y su eruptito. Y ya está Paco Piedra en condiciones de interpretar la tanda de pasodobles. El primero,con muy buen mensaje, donde ensalzan todo lo español (el idioma, el macho ibérico, la siesta, la gastronomía...) para enumerar los apelativos racistas que se les cuelga a todos los inmigrantes ("chinos mafiosos", "putas rumanas", "sudacas ladrones"...) culminando con que así piensa Paco Piedra hasta que sus hijos se vayan a Alemania, entonces serán "unos buscavidas". Siguiente a la iglesia con toquetazo acertado para el Papa pues "la solución no es una carta" es "encarcelar" a los sacerdotes que abusan sexualmente de los niños. Me gusta más el segundo cuplé donde barren la casa y la rayita que se queda delante del recogedor no se quita nunca. El del consolador es chungalé. Tienen posibilidades pero no les veo el pase seguro. 

En preliminares: "Paco Piedra, mando-tele-sofá". Lograda parodia de una persona que no debería existir en el siglo XXI pero que, lamentablemente, "existe", como ellos mismos dicen en el popurrí. Ridiculizan (con el nombre, con el tipo y con sus letras) a un señor que parece vivir aún en la edad de piedra por sus opiniones políticas y sociales. Un retrógrado, vamos. "Que gire el mundo, que el mundo se mueva pero yo sigo en mi cueva". Presentación crítica y con algunos detalles simpáticos como que él se acuesta con su señora sin métodos anticonceptivos pero al novio de su niña él le compra los preservativos. No está mal. Quizás mejor que el popurrí que, aún haciendo un buen repaso por las actitudes antiguas de este señor, tiene menos golpes. 

Para los pasodobles Paco Piedra deja de ser Paco Piedra y se muestra como una persona un tanto más normal. Bien interpretados, con un soniquete muy al estilo de esta chirigota, la primera letra va dirigida a la alcaldesa de Cádiz a la que le afean que saliera "en un programa basura" auqnue fuera "para apoyar a los desvalidos" ya que su partido valida "los recortes en Sanidad" y también le critican que "nombrara  a una pregonera mientras un barrio estaba sin agua". Crítica a la Corona en la segunda letra. Repasan, con ironía, la trayectoria del rey Juan Carlos, "desde que Franco lo eligió", recuerdan, para terminar con el nuevo Rey Felipe que desoyó las voces que pedían un referéndum sobre la monarquía. Mucho mejores que los cuplés, quizás, lo más flojito de su primer pase. (¡Y  nada de pitos en la boca, home por favor!) En el primero se compra cosas baratas chinas por internet, tan malas que hasta otro chino se mete con él. En el siguiente hacen una parodia del anuncio de la lotería. Mejorcito. El estribillo regulero, con el grito de Pedro Picapiedra y alusión a Rajoy. El popurrí, aunque no es brillante del todo, tiene sus buenos momentos. Me encanta la idea, muy bien tocada.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios