Séptima sesión de preliminares

Noche de risas en el Falla

  • Gran pelotazo del cuarteto de Manuel Jesús Morera y regreso triunfal del 'Sheriff' a las tablas del teatro en una jornada de gran diversión con la chirigota de Manolito Santander y la sorpresa llegada desde Huelva La tía Manoli (en peligro de extinción).

Comentarios 5

Mereció la pena permanecer este sábado un buen puñado de horas en el Gran Teatro Falla. La jornada más larga de estas preliminares disfrutó de un buen nivel entre los grupos participantes y algunos momentos estelares a cargo de algunos de los ‘grandes’ de esta fiesta como Manuel Jesús Morera, Manolo Santander, Antonio Martín y Juan Manuel Braza Benítez el ‘Sheriff’.

El cuarteto Taller de reparaciones Esto Arranca por Cojones Ese Ele de Morera y Selu Piulestán volvía al Falla con la intención de olvidar definitivamente lo ocurrido en la final del pasado año cuando fueron descalificados y lo consiguió con creces. Geniales golpes desde el primer momento hasta el último y una idea que va dar un juego tremendo a lo largo del concurso. Se nota el sello del autor gaditano en los personajes que presenta, especialmente en ese “pelota de mierda” que se va a escuchar muchísimo durante el concurso. Auténtico pelotazo el de esta agrupación, que obtuvo el reconocimiento del graderío en su despedida al grito de ¡¡cuarteto, cuarteto!! y que puso en la noche del sábado la primera piedra para conquistar el primer premio. Ni los tres puntos que el jurado decidió restarles por excederse en 35 segundos del tiempo máximo para llevar a cabo su repertorio deben preocuparles y si continúan en siguientes rondas la línea marcada ayer será difícil quitarles el premio.

Espectacular el cuarteto de Morera en una primera parte de la sesión bastante amena y con algunas sorpresas agradables. Abrió la función el coro de Puerto Real Al enemigo ni agua, que agradó bastante especialmente gracias a su divertido popurrit, en el que narran las vicisitudes de un pueblo en el que conviven cristianos, musulmanes y judíos obligados a olvidar sus diferencias religiosas y colaborar para acabar con la falta de agua.

La primera gran sorpresa de la noche llegó con la chirigota de Huelva La tía Manoli (una especie en extinción), que agradó muchísimo al público con su buen repertorio. No sería nada raro verles en semifinales. Tras ellos llegó la comparsa mixta La patria, que ha experimentado una gran mejoría desde el pasado año y también aspira a colarse en la siguiente ronda pese a la feroz competencia en su modalidad. No tan bien estuvo la chirigota Los del Penedés, que no convenció al público con sus letras y protagonizó la anécdota de la jornada. Según parece, al final de su popurrit los chirigoteros lanzaron hogazas de pan al público con tan mala suerte que uno de los pedazos fue a parar al ojo de una espectadora, que requirió de atención médica e incluso se planteaba interponer una denuncia por daños. Un numerito, vamos.  

Antes de reponer fuerzas en el descanso llegó otra de las sorpresas del día con la comparsa El tirititrén, de Rafael Pastrana y Jesús Monje. Bonitas voces (aunque abusaron un poco del individualismo) y buenas músicas las de otra agrupación a tener en cuenta. La lucha ya no por estar en la final sino en la segunda semifinal va a ser enorme.

Tras el descanso otra comparsa llegaba a las tablas, en esta ocasión desde Punta Umbría. La escuela no acabó de convencer y se vio perjudicada por actuar tras el receso de quince minutos, puesto que muchos aficionados continuaban aún reponiendo fuerzas en el ambigú. Ambiente frío para ellos pese a sus buenas voces.

Después de los onubenses llegó el primero de los muchos platos fuertes que tenía guardados esta larguísima sesión de sábado con la chirigota de Manolito Santander Los bichos (fuerzas nasales). Como se puede adivinar a partir de su nombre, de una nariz salían estos carnavaleros que hicieron pasar un buen rato al auditorio. Destacables como siempre sus pasodobles, con la magnífica música de Manuel Sánchez Alba ‘Noly’ y unas estupendas letras a la continuidad del autor en el concurso y a la tragedia de la siniestralidad laboral. Pelos como escarpias entre los aficionados también con las letras del viñero y muy divertido el resto de su repertorio.

Esta larga sesión de Carnaval no daba tregua y tras la chirigota de Manolito Santander le llegó el turno a la comparsa de Antonio Martín Los héroes del 3x4, un clásico de la fiesta. Muy bueno como siempre su repertorio, especialmente sus pasodobles, aunque cae ligeramente en cuplés y popurrit. Le sucedió sobre las tablas del teatro la chirigota Los proscritos “regalos y pastelitos”, que vino a confirmar el buen nivel que tiene este año la modalidad con un repertorio muy simpático y sobre todo un tipo muy original, representando al fantasma de históricos cajonazos del carnaval. La comparsa tarifeña La eterna soñada pasó sin pena ni gloria por las tablas de un teatro precediendo a uno de los momentos más esperados ya no sólo de la noche sino del concurso, con el retorno de la chirigota del ‘Sheriff’ a las tablas del teatro gaditano tras un año sabático. El graderío abarrotado a las 2:31 de la madrugada para recibir a Los revelaos, con la importante baja del ‘Lulu’, que animaba a sus compañeros desde el palco de Onda Cádiz. Las coplas de la agrupación no defraudaron, con unos preciosos pasodobles ‘made in Sheriff’, muy buenos cuplés y un popurrit a la altura de lo que se espera de esta agrupación. Menudo nivelazo el de este concurso 2008, y eso que aún quedan muchísimas coplas por oír.  

Tuvo la mala suerte de cerrar la sesión la comparsa de Carmona Los protestantes, que se encontró al teatro prácticamente vacío ya que sólo unos pocos aguantaron para oírles cantar. Irregular su repertorio, aunque bonitos sus pasodobles, especialmente uno dedicado a la prensa. Se agradece.

Pasadas las tres de la madrugada el Gran Teatro Falla cerró por fin sus puertas tras una intensa jornada de Carnaval. Mañana, más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios