Noche de expectación que no defraudó

  • La presencia de agrupaciones de nivel eleva la temperatura en un teatro que registra una de sus mejores entradas

Noche de expectación, noche de ambientazo. En el escenario, en la sala y en el ambigú. El Falla respiró ayer ese aire especial de las grandes noches. De las de duelos especiales, casi míticos, de comparsas buenas, históricas, con autores que hace tiempo que se han ganado un sitio en el Olimpo, como Enrique Villegas, como Antonio Martín, como Tino Tovar, con varios primeros premios a sus espaldas y que cada año le regalan una retahila de piropos a la ciudad más antigua que occidente.

En el teatro estuvieron anoche personajes como Antonio Alemania, que este año se está dejando más de ver por el Falla. El célebre director de las comparsas de Villegas pudo presenciar en vivo 'Un paseo por el tiempo'. Antonio saludó efusivamente a Miguel Ángel García Cossio, que estaba en el teatro para disfrutar de la actuación de comparsas como la de Tino Tovar, con quien salió el pasado año en 'Los perfumistas'. García Cossio, conocido en el mundillo carnavalesco como El brujo, llevó a cabo los arreglos del disco Cai siempre Cai, que el cantante grabó en el año 1997 con el antiguo grupo de Antonio Martínez Ares, que se encargó de poner letras nuevas a algunas de sus músicas más míticas de popurrís.

María la de la Hierbabuena también estuvo especialmente activa esta noche, sobre todo en las actuaciones de 'Los mákina', 'El coro del futuro', 'Voces' y 'La mare que me parió'.

La temperatura subió considerablemente cuando los negritos de Tino y Subiela aparecieron en escena. El poeta entre bambalinas comiéndose las uñas; el director, en el centro, mandando, metiendo la voz, el sello de sus agrupaciones, como lo son las letras valientes, el compromiso, los tipos arriesgados, las verdades a la cara, sintiéndolo. Qué espectáculo verlo en escena. Qué lujo.

¿Y el postre? Para cerrar, la comparsa de Antonio Martín. Casi na. El público enfervorecido, como siempre. El Falla se pone en pie con el pasodoble a Martínez Ares. Algunos ni se lo creen. Dos años y dos letras al Niño, y de ojana. Quién lo iba a decir cuando concursaban juntos. Y es que ya se sabe, en el Carnaval de Cádiz todo es posible.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios