Nacen dos coros míticos

  • La Salle Viña y Julio Pardo iniciaban una espléndida trayectoria aún vigente · 'Raza Mora' cantó el famoso pasodoble a Caparrós y 'La guillotina' enterró solemnemente las Fiestas Típicas

 Las ansias de libertad seguían intactas cuando el Carnaval 1978 asomaba por el Concurso de Agrupaciones, el 31 de enero. De nuevo tres funciones, dos semifinales con el orden invertido y la final el 2 de febrero. 400 pesetas costaba la entrada en butacas, 600 para la final. Las letras de las agrupaciones continuaban en una dinámica político-social, propia del ambiente de apertura y del interés de la ciudadanía por participar y tener voz, tantos años, casi 40, apagada. El más claro ejemplo de las letras comprometidas fue el pasodoble de la comparsa portuense 'Raza Mora' a la muerte del sindicalista malagueño García Caparrós, muerto por un disparo durante una manifestación que reivindicaba la autonomía para Andalucía. 'Los tribunos' de Pedro Romero hablaban de política y 'Los golfos' de Ripoll cantaban las quejas de la sociedad. Tampoco se libraba de las parodias de los grupos el célebre destape. Fue el caso de 'Los pornográficos' de Juanito Poce. 

1978 alumbró el nacimiento de dos coros míticos que aún siguen en la brecha: el de La Salle Viña, ese año 'Los liberales de 1800', y el de Julio Pardo, que sacó 'Los aspirinos'. La semilla de 'Los Dedócratas' daba sus frutos con la participación de cinco coros. Uno de ellos, 'La guillotina', dejó para la historia un gran momento: el entierro de las Fiestas Típicas celebrado con cortejo de plañideras por las calles del centro de la ciudad.  

'Diario de Cádiz' se hacía eco en sus crónicas de las mejoras en las puestas en escena: "Este año también han estado más cuidadas las presentaciones de los grupos, utilizando diversos telones e incluso personajes ajenos al conjunto para la escenificación". Fue el primer año en el que el Lunes de Carnaval se consideró fiesta local. Siete tablaos repartidos por la ciudad acogían las actuaciones de las mejores agrupaciones del momento, mientras que Concepción Alcaraz Astorga era nombrada Reina del Carnaval. En los bailes del Falla actuaron Paco Gandía, Manuela Carrasco y Sergio y Estíbaliz. El carrusel de coros comenzaba, a iniciativa de los cinco participantes, tras una Misa Típica Gaditana en La Palma. 

En la ciudad era noticia el futbolista chileno e ídolo de la afición Fernando Carvallo, que pedía la baja a la directiva del Cádiz molesto con el tratamiento que estaba recibiendo por parte de la misma. El Cádiz, en la temporada de su debut en Primera, perdía 6-1 "en el barrizal de Atocha", el viejo estadio de la Real Sociedad. Clint Eatswood disparaba a todo lo que se movía en el Cine Andalucía protagonizando 'Licencia para matar', 'Enmanuelle' estaba en cartel en el Cine Gaditano y en el Cine Nuevo, verde donde los hubiera, proyectaban 'La esposa virgen'.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios