Novena sesión de preliminares

Martín se reinventa en una gran noche para el humor

  • La comparsa 'Las locuras de Martín Burton' despunta dando un giro al estilo habitual del autor en una sesión con gran protagonismo chirigotero

Comentarios 23

Con 43 años de Carnaval a sus espaldas, Antonio Martín aún es capaz de sorprender. El veterano autor ha dado un giro a su estilo este año, siempre conservando el sello de identidad que le ha llevado a ser uno de los más laureados en el Carnaval gaditano, si no el que más. Martín, que se ha sabido rodear de un grupo de voces privilegiado, ha rebajado el habitual ímpetu de sus comparsas, añadiendo un toque más melódico. Es un Martín más para todos los públicos, que va más allá de su Viña y su Caleta de siempre aún sin perderlas de vista, como deja patente en pasodobles, estribillo y un magnífico popurrí que se pasa en un momento.

La comparsa puso el toque solemne a una noche dominada por el humor. Tres chirigotas, tres estilos y a cada cual mejor. Dio primero la chirigota 'Aquí no hay quien viva', con un sello añejo y muy gaditano y un tipo sencillamente genial. Cantando como los ángeles y con un repertorio muy divertido, a caballo entre la chirigota y el cuarteto, llegaron los sevillanos de Alvarado, 'Los niños cantores de Viena o de manolete'. Y para rematar la noche el Ardentía ofreció sus golpes de genio con 'Las elegidas', que arrancaron una carcajada tras otra especialmente con un popurrí de los mejores entre los oídos hasta el momento.

La comparsa de Martín y las chirigotas convirtieron a esta novena sesión en la mejor de lo que llevamos de preliminares, aunque también hubo momentos para el esperpento de la mano del cuarteto de Aguilar de la Frontera, sin repertorio ni tablas suficientes como para concursar en el Falla. Fue el peor lunar de una noche que, al menos en determinados momentos, dejó un esperanzador sabor a cuartos, o más.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios