El Libi bendice a 'Las viudas de los bisabuelos...'

  • El cuartetero llevó la polémica al Falla parodiando al Papa Juan Pablo · El Concurso se paralizó un día por una huelga general

El Carnaval dio en 1994 un paso adelante en su carácter libertario con la parodia del papa Juan Pablo realizada por el cuarteto 'Déjalo, bien lo sabe Dios', del Libi. El sumo pontífice era encarnado por un maestro de la provocación, que salía al paso, de cachondeo, de la crítica que le realizó un año antes Martínez Ares en 'Los miserables'. Que el Libi se disfrazara de Papa creó polémica. Sólo quedaba por salir otro intocable, el Rey Juan Carlos, que acabó 'cantando' años después en el Falla. Por lo demás, el Concurso de ese año será recordado por la aparición de 'Las viudas de los bisabuelos...' y su 'po po po pó' de la presentación, que se ha quedado en la memoria colectiva de los aficionados. 'El Sheriff' daba su primer pelotazo con 'Caimán', en coros volvía a ganar Julio Pardo con 'El coro' y también repetía triunfo Martínez Ares con 'La ventolera'.

El Concurso se inició con una ola de frío en la ciudad (¿les suena?) y se paralizó el 27 de enero con motivo de la huelga general que vivió el país en protesta por la situación laboral y económica. Precisamente esta crisis fue muy tratada en los temas de las coplas junto a las penurias que el concejal de Fiestas, Carlos Mariscal, estaba pasando para financiar el Carnaval de ese año y la muerte del mítico fotógrafo de esta casa, Juan Martínez 'Juman'. Durante la fase clasificatoria se produjo una broma macabra. Un representante de la comparsa gaditana 'Romanceros de Gades'' anunciaba que la agrupación no iba presentarse al Concurso por el fallecimiento en accidente de tráfico de dos de sus componentes. Se guardó incluso un minuto de silencio al principio de una función de tarde, pero según iban pasando las horas se iba conociendo que no se había producido accidente alguno.

Pregonó Miguel Durán, entonces comisionado para Relaciones Internacionales de la ONCE y director de Telecinco. Leyó el texto del pregón en braille. Antes del Concurso, Joaquín Hernández 'Kiki' viajó a Madrid para fotografiarle con el disfraz de 'Los cegatos con botas', luciendo con el tipo en las páginas de 'Diario de Cádiz'.

En la ciudad, aquellos días era detenido por resistencia a la autoridad el popular 'Saturnino el del rotulador', que tenía en jaque a la Policía Local con sus frases pintadas por todo Cádiz. Durante las preliminares tomaba posesión como obispo de Cádiz y Ceuta Antonio Ceballos Atienza, que dejó de serlo el año pasado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios