Desde el anticuario

Letras repetidas

Comentarios 3

Observo que últimamente se contabiliza el número de letras que se dedican en este concurso a cada tema. No me parece mal fijarse en ello por razones estadísticas. La repetición es algo que siempre se dio.

Recuerdo que clasificando el archivo de 1982, para los programas de Carnaval de Onda Cádiz, los temas más repetidos eran el fallecimiento de Pemán y el aceite de colza. Ahora es lo mismo con la diferencia de que las coincidencias son más en los cuplés que en los pasodobles o tangos. Eso ya es un avance al no repetirse tantos temas de los serios.

Lo que no me parece bien es que se carguen las tintas en despreciar al que habiéndole tocado en el sorteo en los últimos días interprete un tema ya repetido; y se le tache de falta de originalidad. Ciento cincuenta agrupaciones con ocho pasodobles o tangos y cuplés caben a dos mil cuatrocientos temas. Es imposible que no se repitan. No hay dos mil cuatrocientos temas de actualidad distintos conocidos por el público y susceptibles de letras de carnaval. Demasiado poco son veinte cuplés al mismo tema.

Si esto, según dicen algunos, es un periodismo cantado hay que a cantar a lo actual y dentro de lo actual a aquello que cada autor encuentre con posibilidad de sacarle punta.

Hoy mismo seguro que las distintas cabeceras a nivel local y nacional empiezan con las mismas noticias. No se les pide a los periodistas ser originales sino contar lo que pasa.

No se me ocurre a mí llamar a Nandi, a Fali o a Valdivia para ver a que le va a cantar para hacer yo algo distinto, porque además, en los temas también competimos contra las comparsas, las chirigotas y los cuartetos. Lo que sin se nos debe exigir es maneras distintas de tocar los mismos temas. Una técnica usada cada vez más por los autores es abordar los asuntos desde el prisma que te da el tipo de ese año. Así nunca habrá dos letras iguales.

Pero es imposible no escribir, si no un año otro, a la madre, al Gobierno, al Ayuntamiento, al paro, al éxodo de la juventud, al carnaval y a la Caleta, además de ahora a Obama, la Duquesa, Falete, etc.

Demasiadas veces, este extraño periodismo cantado también se calla temas de actualidad por temor a volver a escribir sobre lo ya escrito, y ser criticado por ello, pero realmente mientras haya maltrato a las mujeres, guerras, terrorismo, ¿no debería el autor dedicarse a ello aunque ya estén muy trillados?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios