A SANGRE FRÍA

Letras olvidadas

Comentarios 1

ME gustaban las finales en que los grupos se sabían las letras que cantaban. Fíjese qué tontería. Me gustaban las finales en que los autores sabían concursar y reservaban lo mejor de su repertorio, en que había sorpresas, en que la artillería sonaba poderosa, en que nadie se rendía de antemano, resignado a salir en la tele como premio de consolación. Me gustaban las finales en que el público no acompañaba en sus coplas a chirigotas y comparsas. Será que siempre he sido un nostálgico incorregible, un carajote atado al pasado con un exceso de memoria. Por eso recuerdo finales mucho mejores que la última, que, para mí, tuvo momentos impresentables. El hecho de meter una letra el último día no puede ser sinónimo de desastre. He asistido, muchas veces, a milagros en los que un grupo ensayaba una letra en camerinos y salía perfecta en el escenario, sólo se trata de concentración, no hay que ser un superdotado para ello, lo puedo asegurar.

La final de ayer me pareció ramplona. Ojo, esto no quiere decir que los grupos actuantes tuvieran menos calidad que otros años. Esa es otra de las trampas que nos tienden los recuerdos. Tendemos a pensar que agrupaciones de los 90, incluso de los 80, son mejores que las actuales. Y eso no siempre es así. Evidentemente hay pelotazos que soportan heroicamente el paso de los años, pero otras no lo hacen así. Este año por ejemplo se han jugado el Primero dos buenas comparsas, no sé si catalogarlas de grandes comparsas, pero al menos sí que tienen mucha calidad. 'Los duendes coloraos' han mantenido una línea muy regular durante todo el Concurso, quizá en la final eché en falta más repertorio, pero cantar a la hora en la que lo hizo nunca es fácil. De 'La sereníssima' no puedo decir otra cosa salvo que me parece espectacular, tanto en ejecución como en dificultad. Evidentemente hubiera preferido más espagnolo en los pasodobles, pero puedo llegar a perdonárselo todo ante su exquisitez musical. Ante la ausencia de Martínez Ares, lo lógico sería que de cada tres concursos Aragón ganara dos, porque talento le sobra. Sin embargo no lo hace, quizá porque sus composiciones son, como él ha dicho en muchas ocasiones, autobiográficas, y la verdad, a mí la vida de los autores de Carnaval me la trae al pairo. Sólo pretendo que me engañen, que me canten una buena copla disfrazados un año de condenados y otro de indios, por poner dos ejemplos.

Eso sí, dentro de un nivel digamos de aceptable, ha sobresalido para mí el coro 'El amanecer', por su apuesta, por un conjunto espectacular, por una idea bien llevada y original. Ha sido la excepción en un concurso dominado por los coros espectáculos, como el de Julio Pardo, el de Luis Rivero y el de Nandi Migueles.

En chirigotas he visto lógico el Primer Premio del grupo del Love, sobre todo teniendo en cuenta que Selu casi se lo puso en bandeja a las primeras de cambio en una interpretación final que dejó mucho que desear. Lo mismo pasó en cuartetos, donde Morera ganó de nuevo ante la pasividad de sus contrincantes, empeñados en cantar lo mejor antes de la cita decisiva. Ellos sabrán.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios