Gran ambiente en la final infantil, que se prolongó durante cinco horas

  • El jurado, presidido por Antonio Guerrero Caramé, ofreció su veredicto desde el escenario del Falla, rodeado de los integrantes de las agrupaciones participantes y sin desalojar al público del teatro

Comentarios 14

Pasadas las nueve de la noche, después de cinco horas de actuaciones, el secretario del jurado del concurso ifantil, Eugenio Mariscal, hacía público desde el escenario del teatro el veredicto, en presencia del mismo, encabezado por su presidente, Antonio Guerrero Caramé, y sus cinco vocales, rodeados de todas las agrupaciones  y con el público ocupando sus localidades. La única nota triste la puso la descalificación del cuarteto 'La plaza de bastos',  de acuerdo con el reglamento del certamen,  al no interpetar dos cuplés inéditos, lo que se considera falta muy grave.  La sesión contó con la presencia de la alcaldesa, Teófila Martínez, así como del concejal delegado de Fiestas, Vicente Sánchez, y miembros del equipo municipal de gobierno, entre ellos Pablo Chaves, al que la chirigota 'Los Wii', alumnos del colegio Campo del Sur donde es profesor, le dedicaron su actuación.  Las ninfas infantiles estrenaron también sus trajes de piconera.

Chirigota Los tíos de la vara (Cádiz)

Letra y música: Servando Sabajanes Cortés y Jesús Romero Ariza. Dirección: Juan Carlos Sequera Villanueva.

Los superhéroes agrupecuarios fueron los encargados de abrir la función, dedicando uno de los pasodobles a Cádiz cuna del cante y el segundo a la cantera, futuro del Carnaval. Los cuplés fueron uno para las dietas y el pregonero del Carnaval, Julio Pardo, y el segundo a la figura de la abuela.

Comparsa La Habana mía  (Barbate)

Letra: José Vilches García y Cayetano Lobón Ledesma. Música:  Jesús Romero Varo. Dirección: Cayetano Lobon Ledesma.

 La orquesta habanera, uno de los dos grupos de Barbate clasificados para la final, centró el primero de los pasodobles en la violencia de género y el segundo en el contraste entre los niños que pasan hambre y el gasto armamentístico. Los cuplés trataton sobre la pederastia y una niña entrada en carnes.

Cuarteto Karate Kid que ahora vengo  (Cádiz)

Letra: Miguel Angel Moreno Gómez y Francisco Javier González Ramírez. Música:  Israel Peña Garrido. Dirección: Israel Peña Guillén.

Los tres karatekas y su maestro chino también citaron al pregonero del Carnaval en su primera parodia al resaltar que su maestro era el Julio Pardo del kárate, entre otros toques de humor que provocaron las risas del público que fue aumentado  en número conforme iba sucediéndose la sesión.  Las risas se sucedieron también en los logrados cuplés.

Chirigota Los Wii  (Cádiz)

Letra: Eduardo José Miejías Rosales y Domingo Pina Mena. Música:  IEduardio José Mejías Rosales. Dirección: Jesús Peña de Alba.

Los pintores y escultores versallescos, que realizan la introducción de sus pasodobles con los sones de la Marsellesa, dedican el primero a un libro con el que aprende su abuela y en el segundo defienden que por encima de una agrupación son un grupo de amigos todo el año. En uno de los cuplés critican que la final infantil se celebre un lunes.

Comparsa mixta Rumbo al sur  (Cádiz)

Letra: David Castellón Puerta y Jesús Cervera Vlches. Música: David Castellón Puerta y Jesús Romero Ariza. Dirección: Irena Flores Peralta.

 Primero de los dos grupos con tipo inspirados en marinos y en el buque escuela 'Juan Sebastián de Elcano'. En los pasodobles aluden a la vocación marinera desde la infancia, destacando que al volver a Cádiz sólo encuentran paro, y el segundo a la convivencia de las antiguas casas de vecinos que su abuelo añora ahora. En los cuplés citan a un pariente bebedor, que prefería ir a Cumbres de Gredos que a Ginebra, y en el segundo se quejan de haber tenido que limpiar la cubierta de su barco con un cepillo dientes.   Terminan cantando una Gades marinera, con música de la salve marinera.

Trío femenino Las que están esperando el uno  (Cádiz)

Letra y música: Angel García Mayo y Yerai Romero Castellón. Dirección: María de los Angeles Montero Luque.

 Las tres protagonistas de la historia de la parada del autobús de la Línea 1 se equivocan al iniciar uno de los cuplés pero tienen tablas para pedir al públic que entienda el error ya que acaban de meter la letra. En el otro señalan a un joven tan amante del surfing que el día de su comunión vistió un traje de neopreno. Antes de abandonar el escenario anuncian que el año que viene  concursarán como juveniles y piden apoyo a la cantera.

Chirigota Preparándonos para 'eso'  (Barbate)

Letra: Ramón Guirola Tamayo. Música: Miguel M. Malia Muñoz de Arenillas. Dirección: Miguel M. Muñoz de Arenillas.

El segundo grupo barbateño clasificado para la final cantan el primer pasodoble a su barrio del Hoyo de la Tota y en el segundo critican la final un día laborable, lo que no les permite ni siquiera celebrarla. En los cuplés destaca el de la carta a los Reyes Magos.

Comparsa El señor de los mares  (Cádiz)

Letra: José Manuel Mejías Navarro y José Manuel Mejías García. Música: Margarita Mejías García y Juan Luis Mejías García.. Dirección: La agrupación.

La segunda comparsa con inspiración en el buque escuela de la Armada española, con parte de la música de su himno en la presentación. En los pasodobles dicen que además de una comparsa son amigos y que su amor a Cádiz lo proclaman todo el años. En el cuple justifican el tipo con cameo incluído con la comparsa similar, algunos de cuyos miembros aparece en el escenario, y bromean diciendo que iban a ser primero un coro y que luego se dividieron en dos grupos.

Cuarteto La plaza de bastos  (Cádiz)

Letra: José Manuel García Caro. Música:  Juan Antonio Muñoz Valera. Dirección: Ignacio Ferreira Cortés.

 Los tres vendedores de un mercado y un policía local de un pueblo vuelven a hacer reir al público con su pardioa de presentación en la que relatan sus vicisitudes cotidianas. Los cuplés, uno a los mineros chilenos y otro a Julio Pardo descubre el jurado que no eran inéditos por lo que aplicando el reglamento se ve obligado a descalificarlos. No es lógico que se actue con tanta dureza para unos niños mientras que no se solucionan otras lagunas más importantes en las bases del concurso. Menos mal que a los cuatro chavales les quedan muchos carnavales, pero el mal rato no se lo quita nadie.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios