parole di carnevale

Gondolieri!

Comentarios 22

CUANDO doy clases de filosofía, derrocho lo que haga falta para que mis alumnos entiendan las -a menudo- complejas teorías de los sabios oficiales. Procuro simplificar, traducir y popularizar una materia que innecesariamente tiene por qué seguir reputándose como críptica y hermética. Y este es el único contexto en el que hago lo imposible para que me entiendan. Para eso me pagan. Pero en Carnaval no me pagan por adelantado. Por eso es por lo que no estoy obligado a nada. Por eso es por lo que escribo lo que sale y como me sale. Quien lo vea, lo escuche, lo entienda, lo disfrute y, además, lo pague, compartirá conmigo mi propia satisfacción y me hará feliz por haberlo hecho feliz yo a él. Quien no, pues en paz y aquí todos contentos. Salvo una excepción: mi grupo. A ellos sí les debo todas las explicaciones posibles y necesarias, porque son los encargados de interpretar y conducir mi obra desde mi mente hasta nuestro selecto y querido público. Y cuando no les resultan suficientes mis argumentos sólo les puedo pedir que hagan lo que les digo y que confíen en mí. Y por eso les debo, porque les he pedido y me han dado.

Este año hay quienes dicen que no han entendido nada. Hasta ahí, correcto. Pero hay quienes dicen además que les he faltado el respeto y que me he cachondeado de ellos. Hasta ahí, lo siento, pero NO. Aquí, si alguien ha faltado el respeto a alguien, han sido los que han dicho eso, desde la mala fe, la necedad, la descalificación gratuita y el insulto. Por eso, si me tengo que descubrir ante alguien este año es ante Fali, Carlos, Moi, Suso, Mawito, Lali, Víctor, Chema, Javi Otero, Arturo, Antonio, Bohórquez, Paco, Toni, Andrés y Kanika. Los valientes han sido ellos. Los auténticos artistas, en la dimensión más extensa del término, han sido ellos. Y si para muchos 'La Sereníssima' ha sido una obra maestra, revolucionaria, exquisitez o delicatesen (afortunadamente para el Carnaval, no todos los oídos ni todas las mentes son iguales) denle las gracias a estos 16 maestros del cante y de la interpretación, que han llevado mi obra mucho más allá de lo que se suele premiar en este Concurso -por desgracia para Cádiz-. Componerlo me ha resultado fácil y bonito. Materializarlo, en cambio, ha sido el trabajo más duro y laborioso que he visto hacer a una agrupación mía en los 24 años de Carnaval que llevo. Por eso estoy con mi grupo como un niño con zapatos nuevos, porque nunca he tenido un grupo así (y mira que he tenido grupos). Y es por ellos por lo que el año que viene voy a volver a escribir… en español. Aunque los que este año no se han enterado, el año que viene tampoco se van a enterar: son los mismos tó los años. Salute e libertà, Gondolieri!

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios