Aquellas Fiestas Típicas que tanto en Cádiz dieron que hablar

  • A comienzos de los años setenta, en Cádiz se levantaron casetas tipo feria patrocinadas por diversas entidades en lugares como Canalejas, avenida o Paseo Santa Bárbara

Comentarios 4

Tras acabar la guerra civil, el Carnaval sufrió un duro golpe. El general Franco prohibió la celebración de la fiesta por excelencia. Pero entre los gaditanos, la afición por las coplas siguió latente y no era difícil escuchar por febrero en las tiendas de vinos y trastiendas, sobre todo, piropos cantados a Cádiz.

En agosto de 1948, un grupo de gaditanos logra, con motivo de la Velada de Los Ángeles, que el gobernador Valcárcel escuche la actuación de unos coros. Surgen así, en la década de los cincuenta, las Fiestas Típicas Gaditanas.

En 1967, con la excusa del mal tiempo, se trasladó la fiesta del mes de febrero a mayo.

Fueron los años en que se instalaron casetas frente al muelle, Canalejas, avenida y Paseo de Santa Bárbara y, aunque alguno no lo crea, tuvieron una aceptación importante.

Estas casetas estaban patrocinadas por diversas entidades como Galerías Preciados, Comercio, Educación y Descanso, Cangrejo Moro, Caseta laboral, Escuela de Náutica, Peña Paco Herrera, Estudiantes de Medicina, Club de Pesca, Mis amigos, Droco, La Caleta, Los Canillas, Peritos Navales, Bar Liba, Los tres sietes, Los Maletillas, Peritos Industriales, Peña Taurina Gaditana y Colegio Universitario...

En las casetas alternaban las actuaciones carnavaleras con música de todo tipo. Georgie Dann, Julio Iglesias o Camarón de la Isla compartían escenario con chirigotas y comparsas.

En la plaza de San Antonio también se instalaba la caseta municipal, un pabellón cubierto con gran capacidad de espectadores. Allí actuaban los mejores cantantes del momento como era el caso de Manolo Escobar, Rocío Jurado, Lola Flores o Jaime Morey, entre otros artistas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios