El concurso del gran teatro falla Ambiente de la cuarta sesión

El Falla vive una noche de altibajos

  • Varias agrupaciones animaron a un público que sigue sin completar el aforo

Más de lo mismo. La cuarta sesión de clasificatorias no consiguió tampoco llenar el Gran Teatro Falla. A una veintena de palcos sin ocupar se sumó un patio de butacas y un gallinero con más o menos calvas según la agrupación que estuviera sobre el escenario.

Los componentes del coro 'La calle del arte', que anoche abrió la función, salieron contentos de su actuación. Hoy, uno de ellos volverá a pisar las tablas. Francisco Manuel Olmedo toca el laúd en el coro de Zamora y Pastrana, que este año lleva por nombre 'La orquesta Cádiz', pero ayer hizo lo propio con la bandurria para la primera agrupación de la noche. Olmedo comentó que este año tiene el corazón dividido. "Ojalá vayan las dos coros a la final y que el primer premio sea compartido entre ambos", dijo el músico antes de explicar el motivo de este doblete: "Francis Sevilla nos comentó a Rafael Pastrana y a mí en el peña Los Dedócratas que le faltaba un bandurria, y Fali me dio carta de libertad para que enseñara también con este grupo, con el que llevo desde noviembre".

En el ambigú, también más de lo mismo. Poco ambiente y, por tanto, poco negocio en los primeros minutos. A la espera del descanso de la sesión para darle más movimiento a la caja registradora.

Antes de la actuación de la comparsa 'Las cosas del saber', una veintena de palcos estaban desiertos. El patio de butacas y el gallinero mejoraron su aspecto justo antes de la actuación del cuarteto 'Un, dos, tres', y fue a más con la chirigota 'Clínica dental...' del Canijo. Los dentistas pusieron en pie a parte del público al final de su popurrí.

Entre los asistentes anoche al teatro se encontraba el alcalde de San Fernando, Manuel María de Bernardo que, junto a los concejales Manuel Prado y Carmen Pedemonte, se pasó por los camerinos para dar ánimos al coro 'Menos humos', que abrió la segunda parte. Y es que De Bernardo no falta al Falla cada vez que canta un grupo de su ciudad.

En el gallinero se armó el bullicio antes de la actuación de una de las agrupaciones más esperadas de la noche, la comparsa de Los Carapapa, que logró cerrados aplausos de un Teatro no lleno, pero sí entregado.

El antifaz de oro y corista Basilio Ruiz, que acude todas las noches al coliseo, lamentaba ayer el escaso público que está acudiendo a estas primeras sesiones del certamen. "Este nuevo sistema de venta de entradas está acabando con la reventa, pero puede acabar también con el Teatro", bromeaba.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios