Una 'Escuela en la maleta' para retornar pronto a la alegría

  • El dinero recaudado en la campaña del Grupo Joly lo empleará Unicef en una de sus iniciativas estrellas

El Grupo Joly, editor de Diario de Cádiz, continúa trabajando codo a codo con Unicef para enviar ayuda a Haití tras el devastador terremoto sufrido hace unos días. La gran familia del Carnaval gaditano ha dado un ejemplo de solidaridad y muchos de sus miembros han donado tipos y recuerdos que se subastarán a partir del próximo sábado en una tienda virtual que ya está creada en el portal Ebay. En estos momentos se están fijando los precios de salida de cada objeto, listado que se publicará una vez finalice este proceso. Francisco Moya, presidente del Jurado Oficial de Agrupaciones, ha ingresado ya los 3.000 euros anunciados en la cuenta de Cajasol destinada a la colecta solidaria (2106/ 1300/44/ 2225315031) y que el Grupo Joly entregará a representantes de Unicef una vez concluya la campaña Retorno a la alegría, que, además de los ingresos en esta cuenta y las donaciones, tiene la posibilidad de colaborar enviando mensajes SMS al número 28028 con la palabra clave CADIZ. Cada mensaje -que tendrá un coste total de 1,39 euros impuestos incluidos para el usuario- supondrá una donación de 1,20 euros.

Tras las reuniones de representantes de Unicef y del Grupo Joly se decidió que el dinero recaudado se emplearía en comprar unos kits que la ONG posee con materiales educativos básicos que distribuye en las emergencias para garantizar en el plazo más breve posible la distribución de los materiales necesarios. El kit educativo Escuela en una maleta está preparado para que un profesor pueda atender a un grupo de 80 niños y niñas si se encuentran divididos en dos turnos de clases de 40 alumnos. Los contenidos del kit no son culturalmente específicos por lo que pueden ser usados en cualquier parte del mundo. Estos kits serán suministrados desde la central de suministros de Unicef en Copenhage.

El objetivo principal de la Escuela en la maleta es ayudar a restablecer el aprendizaje como el primer paso hacia la restauración de la enseñanza normal después de una emergencia. Sin embargo, también puede ser usado en situaciones de desarrollo donde un país afronta un repentino influjo de estudiantes (Ej: en el caso de que las tasas escolares sean suprimidas). La escuela en una maleta contiene los materiales básicos necesarios en todas las situaciones.

El kit, junto con las guías para profesores en el idioma local, serán distribuidos a profesores en las sesiones formación que se realizarán. El profesorado distribuirá al alumnado los artículos que necesitan para completar sus lecciones; por ejemplo, pizarras, tizas, lápices, libros de ejercicios, etc, así como otros artículos adicionales necesarios.

La Escuela en una maleta contiene dos tipos de materiales, aquellos destinados al profesor y aquellos para los estudiantes. Los estudiantes pueden llevarse al lugar donde vivan algunos de los materiales para hacer los deberes o trabajar en proyectos asignados por el profesor. Otros materiales, a pesar de estar pensados para el uso del estudiante, solamente se usarán en la clase y, por ello, se distribuirán por el profesor como y cuando sea requerido.

Para poder asegurar el almacenaje seguro de todos los artículos, el kit se almacena en una caja metálica con dos candados de códigos. Al inicio de cada día, el profesor desbloquea la caja y distribuye los materiales necesarios para las lecciones diarias y al final de cada día, pide a los estudiantes que le devuelvan los materiales, los pone de vuelta en la caja y la cierra con candado.

La tapa interior de la caja metálica puede ser pintada con pintura de pizarra, haciendo de la tapa de la caja una pizarra. La pintura de pizarra también puede ser usada sobre una superficie lisa como madera o sobre una pared ya que superficies ásperas requieren más tiza. La tapa de la lata de pintura de pizarra debe cerrarse firmemente para prevenir que la pintura se seque. Además contiene alfabetos, posters con números del 0 al 100, tablas de multiplicar, mapas, cubos de madera, relojes de enseñanza, etc.

Unicef ha destacado la solidaridad de la que está haciendo gala el pueblo de Cádiz con la tragedia que vive el país caribeño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios