Morera en adobo

Don Antonio Cantos Osorio

Comentarios 2

QUIZÁS por el título de mi artículo muchos no sepan ni siquiera a quién va dirigido, pero si digo Caracol no habrá ningún aficionado al Carnaval que no sepa de quien hablo. Puede ser de las pocas personas vinculadas a nuestra fiesta con quien no haya tenido trato, pero desde pequeño siempre fue una figura que me impactó. Su poderosa voz siempre resonaba a gloria, con un contralto limpio, en los grupos más punteros de Antonio Martín que admiraba en mi niñez. Con el paso de los años, su voz no se ha perdido y sigue regalándonos notas increíbles a la vez que preciosas. Artísticamente me sigue pareciendo un portento, pero fue el otro día viendo las retransmisiones de los cuartos de final, cuando descubrí que también es un crack en el plano personal. Un periodista, ávido de polémica, no dudó en preguntarle nada más finalizar su actuación por un excompañero, Ramoni, otra de las innumerables grandes voces de Cádiz. Me alegró su respuesta… muy lejos de polémicas ni malos rollos habló maravillas de su excompañero y comentó que él sale con personas, no con componentes, y eso está por encima de todo lo demás y por tanto guardaba muy buen recuerdo y relación con él. A muchos les pasaría desapercibido el comentario, incluso les parecería de lo más normal y lógico… y además lo es, pero para mí significó bastante. En este mundillo donde cada vez se lleva más tirar al compañero y las puñaladas traperas, vienen como agua de mayo este tipo de posturas y declaraciones, y más aún si llegan de alguien relevante en nuestra fiesta como Caracol. El Carnaval no deja de ser un hobbie, una pasión, una distracción… pero no se nos puede ir de las manos. Se pierde calidad e interés en las letras cuando son guerras cruzadas entre compañeros y cada vez temo más que a algún aficionado, componente, autor o quien sea, se le vaya la cabeza y tengamos que lamentar algo más serio. A veces pienso que al Carnaval en la Escuela deberían llevarnos a todos, pero no para aprender a tocar la caja, a componer o a cantar, sino para recordarnos cual es la esencia de la fiesta y algunos valores que debemos tener en cuenta antes de tirarnos a competir… Ya lo digo en el final del tema libre de mi agrupación este año "Esto sólo es Carnaval", por tanto para mí, no vale todo. Es por esta lección, por regalarnos su voz y por sus magníficas declaraciones, que a partir de ahora, aquel bajito contralto que desde siempre admiré, ya no será Caracol sino Don Antonio Cantos Osorio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios