Decepción, resignación y escasas 'rajadas' tras el fallo

  • Las cuatro agrupaciones que se quedaron a las puertas de las semifinales aceptan el veredicto, aunque tres de ellas consideran que tenían calidad para haber pasado

No fue noche de grandes cajonazos, aunque la decepción no hay quien se la quite a las agrupaciones que se quedaron a las puertas de las semifinales. Los representantes de los cuatro grupos que han liderado la clasificación de los que se han quedado fuera de la siguiente fase no se muestran especialmente dolidos, pese al 'palo'.

Nono Lobón no ha podido celebrar su debut en coros con una clasificación para las semifinales. Su coro, el de La Salle Viña, este año 'El duende del Corralón', se ha quedado a las puertas de la tercera fase. Lobón, músico de este grupo, comentaba ayer que la decisión del jurado "ha sido un chasco para el coro porque consideramos que teníamos nivel para estar en semifinales". El autor reconoce que los viñeros "esperaban pasar porque la cosa estaba muy igualada y nos desmerecemos respecto a la mayoría de los coros". Considera Lobón que tras la actuación del coro en cuartos de final merecía el pase, de ahí que las esperanzas se hubieran acrecentado. Asimismo, rechaza que la causa de quedarse en cuartos haya sido el desajuste que el coro sufrió con la orquesta en preliminares: "No creo que haya influido", señaló. Los componentes del coro tenían "muchas ganas de pasar, pero ahora sólo nos queda disfrutar porque quedan muchos carnavales por delante".

"Hemos igualado nuestro mejor puesto en el Concurso, el décimo, aunque pueda parecer que en otros años hemos quedado más arriba. Por eso estamos contentos", declaraba ayer José Manuel Cardoso, letrista y músico de la comparsa barbateña 'De estraperlo'. Añadía que quedarse justo a las puertas había supuesto un fastidio "puesto que siempre pasan entre 10 y 11 comparsas y este año que somos la décima, han pasado sólo nueve".

Esta era la parte positiva de las declaraciones de Cardoso. Por contra, el autor lamentaba "el caciquismo que existe en el Concurso porque hay comparsas entre las nueve clasificadas que llevan varios años ofreciendo lo mismo. Se están repartiendo el pastel los de siempre y se está castigando la innovación, y no lo digo ya por nuestra comparsa, lo digo por otras como 'La rebelión de los necios' o 'Los cupletet'. No se da oportunidad a los grupos jóvenes, así no puede entrar savia nueva". Lamenta Cardoso que por haber quedado en décimo lugar no podrá tener el año que viene el privilegio de ser cabeza de serie "y cantar a una buena hora, y no a las dos y media de la madrugada. Ya empezaremos en desventaja".

En chirigotas, fuera se han quedado 'Los famosos'. Su autor, José Manuel Martínez 'El Taca', asegura que el grupo "se ha quedado con la miel en los labios, un poquito decepcionados porque creemos que podríamos haber pasado en vez de alguna otra que sí que ha superado el corte. Pero, vamos, somos conscientes de que el nivel en chirigota es muy grande. Además es nuestro primer año, tampoco podemos pedir más de los que nos han dado". La agrupación acepta la decisión del jurado, aunque matiza El Taca que "con todo lo que nos ha pasado este carnaval, con lo de hacerse pública la denuncia y eso, nos hubiera gustado sentir una vez más el calorcito del público. Para nosotros no ha sido demasiado bonito porque hemos sentido mucha presión". El veredicto del jurado ha supuesto un palo porque la chirigota "tenía aún mucho repertorio y guardábamos un regalito a la comparsa por su cumpleaños bastante bonito y eso me ha dado mucha pena. Pero vamos, que aún queda mucho Carnaval, mucha calle y esperamos que la gente disfrute con nosotros". El Taca avisa que la chirigota "por supuesto que saldrá el año que viene, porque todo golpe que no te mata, te fortalece".

Iván Romero, del cuarteto 'En Cádiz hay que morir', no le pone peros a la decisión del jurado. "No esperábamos pasar, nosotros somos los primeros realistas, pero estamos muy contentos. Sabíamos que no teníamos repertorio para semifinales pero para nosotros lo mejor es que la gente nos ha apoyado, ha estado con nosotros y hemos agradado, que era nuestro objetivo. Tanto con el cuarteto como con la chirigota". Romero recordaba que él tiene un grupo juvenil "y el pelirrojo del cuarteto tiene 17 años y la chirigota igual, tiene a dos con esa edad. Así que nada, ahora a crecer, a marcarnos nuevos objetivos para el año que viene y a disfrutar el Carnaval".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios