El Concurso más seguro de todos

  • Los cascos ya son elementos indispensables para trabajar en el escenario del Falla

El control del tiempo de montaje no es la única novedad que presenta este aspecto en el renovado Concurso Oficial de Agrupaciones (COAC). La primera sesión de 2008 fue quizás la más segura de las que se han celebrado hasta ahora y los cascos fueron un complemento esencial del 'tipo' de todos los trabajadores de detrás del escenario.

"Todos tienen que llevar el casco puesto durante el montaje y desmontaje de las puestas en escena de las agrupaciones. Así es como viene en la Ley de espectáculos", explicaba Miguel Ángel Fuertes, regidor de escena del Falla.

Así, artesanos, empleados y limpiadoras pasaban a las tablas con su casco de seguridad en la cabeza, mientras que los martillazos y las voces que marcaban el ritmo de trabajo se convertían en la banda sonora.

Es más, hasta que no estuviera todo listo, el regidor no dejaba pasar a los componentes de los diferentes grupos participantes delante del forillo, cuando ya el montaje ya estaba finiquitado. Luego, sólo el autor de la agrupación tenía permiso para pasar a las bambalinas durante la actuación.

Estas novedades en cuanto a la seguridad en el trabajo se complementan con una raya amarilla y negra que se ha colocado justo detrás de las bambalinas. Una línea infraqueable, observada en todo momento por un vigilante. Ni medios de comunicación escritod ni audiovisuales podían traspasarla. Todo sea por la seguridad.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios