El Carnaval de 2010 será recordado como el de los porcentajes y la lluvia

  • El Concurso estuvo marcado por la excesiva participación que diluyó la calidad y por el elevado número de entradas que se vendieron por internet y la fiesta en la calle quedó lastrada por la meteorología

Comentarios 2

Concluyó el Carnaval 2010 y llega la hora de los análisis. Un Carnaval marcado por la cantidad y los porcentajes en lo que al Concurso se refiere y la lluvia y lo accidentado de las actividades por lo que a la fiesta en la calle atañe. Un Carnaval con el que, pese a todo, no han podido ni la crisis ni el agua y que ha estado a gran altura en casi todos los aspectos.

Ha sido sin duda un año de porcentajes. De porcentajes de participación, de venta de entradas, de pases de fases de concursos, de presencia de visitantes en las calles, de probabilidad de precipitaciones... Un porcentaje de participantes en el Concurso superior a otros años (159 grupos en total en adultos) lo que obligó a ampliar en un día la fase preliminar. Esa cantidad de agrupaciones no estuvo ligada a la calidad, con lo que la primera parte del certamen resultó tediosa.

Además, el hecho de que el 80 por ciento de las localidades se vendieran por internet hizo que aficionados de fuera de Cádiz, incluso de Andalucía, tuvieran la misma facilidad para acceder a las mismas que los seguidores de Cádiz. Es decir, que el Concurso del Carnaval de Cádiz premiaba así más a sus aficionados de fuera de Cádiz que a los de la ciudad.

Desde el Ayuntamiento dejan claro que están dispuestos a renuniciar a parte del principal beneficio de esta medida (la desaparición de la reventa) en aras de fortalcer la presencia de gaditanos en el Falla, excesivamente desangelado en este Concurso.

Como también han estado desangeladas algunas sesiones de cuartos. El número de agrupaciones que superaban el corte va en función de un porcentaje sobre el total, con lo que la cantidad era excesiva. Se llegó a producir el hecho de que funciones de cuartos tuvieron el mismo número de participantes que la propia Final. Este elemento también va a ser revisado por los responsables del concurso para los próximos certámenes.

Al igual que algunos colectivos van a replantear la permanencia de una Final de tres grupos por modalidad, cuando. en algunos casos hay más calidad para que estén más agrupaciones presentes en la última función.

En lo que al Carnaval en la calle se refiere dos hechos necesitan urgentemente una reflexión y un cambio. Por un lado el fenómeno del Sábado de Carnaval, que convierte a Cádiz en un botellódromo muy alejado del concepto de Carnaval que se tiene en la ciudad. Y por otro, el concepto de Cabalgata Magna y su desarrollo. La evolución de los últimos años se ha visto cortada y el paso atrás en la este Carnaval ha sido evidente.

El resto de la semana de fiesta, sólo un elemento incontrolable ha distorsionado su normal desarrollo. Eso sí, el Carnaval gaditano debería buscar mecanismo para que algunas actividades programadas no queden a expensas de algo tan incontrolable como la lluvia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios