DOÑA CUARESMa

Canijo y don Manuel

Comentarios 2

El canijo o el gordo de Carmona, elijan ustedes la lindez que deseen, es un listillo. Se ha creído que por haber ganado dos o tres años el concurso puede decir lo que quiera, que aquí se admite todo.

La otra noche le dedicó un pasodoble a don Manuel Fraga ofendiéndolo gravemente. Lo llamó dictador y en el colmo de la ignorancia aseguró que firmaba penas de muerte.

Convendría decirle a ese canijo o gordo de Carmona que en Cádiz no nos asustamos de nada. En el Falla se ha ofendido al Papa, al Rey, a las Infantas y hasta a la pobre Uchi.

Pero convendría decirle a ese canijo o gordo de Carmona que precisamente gracias a Fraga puede decir las barbaridades que le apetezca. Cuando los canijos o gordos de la época besaban el culo de Franco y cantaban a la Caleta, Fraga trajo la Ley de Prensa. Cuando los canijos y gordos de la época seguían besando el culo del Poder, Fraga, y otros políticos de la transición, traía la Constitución a España. Una Constitución que permite que tanto el canijo como yo podamos decir lo que nos apetezca y que ha conseguido que los españoles convivan en paz.

Insultar a Fraga es muy fácil. Sobre todo desde la ignorancia, la demagogia y sobre las tablas del Falla.

Fraga ha pasado a la Historia. El canijo, con suerte, pasará a la final de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios