Cádiz se queda con ganas de coplas bajo el cielo más luminoso que vio febrero

  • No se descarta que mañana, Día de Andalucía, algunas agrupaciones decidan prolongar la fiesta en el centro · El numeroso público se repartió entre las calles, los tablaos y las fiestas gastronómicas

Comentarios 15

"Levántate gaditano y pelea por tu tierra". El estribillo del coro 'El Amanecer' era coreado a las cuatro y media de la tarde de ayer por el público que escuchaba al grupo de Faly Pastrana en la confluencia de las calles Nueva y San Francisco, junto a la cervecería Joselito, cuando el primer premio de la modalidad zarpaba rumbo a la plaza del Cañón para poner la guinda al Domingo de Piñata, en el que las calles de Cádiz vivieron la última jornada del Carnaval oficial, que para los más jartibles volverá el domingo que viene con el denominado Carnaval Chiquito y se especula con la posibilidad de que mañana martes, Día de Andalucía, algunas agrupaciones vuelvan a la calle prorrogando la fiesta.

La jornada, en la que las coplas se alternaron con la gastronomía, desde el frito gaditano de la peña La Estrella, el más veterano de este tipo de festejos, a la mejillonada de Trille, pasando por la berzada de San Carlos y la cabronada del Mentidero, sacó a la calle a agrupaciones legales e ilegales, además de a los romanceros, como el de Paco Mesa, 'Peter Pan', que a las dos de la tarde ofrecía su cartel a las puertas del Hospitalito de Mujeres, con dos espectadores de excepción, el autor José Manuel Gómez y nuestro compañero Julio González. Mientras que la peña Fletilla-Theo Vargas repartía huevos fritos con papas con una extensa cola a la espera del barato pero rico manjar, el coro de La Viña 'Los señores de la naturaleza' visitaba el lugar antes de partir hacia el carrusel, ofreciendo tangos y cuplés sobre su batea. En la pared contraria, 'Los hinchapelotas' de Vera Luque aprovecharon un recodo donde habían quedado para partir hacia Candelaria, donde iba a recoger el premio 'Cañamaque' de La Estrella, para cantar la presentación y seis cuplés, entre ellos dos que tenía guardados para la final, a la que no pudo acceder. El grupo estaba dando el callo y poniendo el broche de oro a un gran carnaval, con las gargantas rotas pero intactas las ganas de disfrutar.

Muy cerca, con los alrededores del Mercado Central con numerosas personas, muchas de ellas foráneas, el coro 'Los Niños (el musical)', cantaba tangos y cuplés frente al Arco de Garaicoechea, mientras que detrás se preparaba el juvenil 'El motor de la música', y en la plaza de las Flores la comparsa 'Los bailarines' ofrecía su repertorio junto al antiguo bazar La Paloma, y frente a la estatua a Columela cantaba el coro '2012'.

Por los alrededores del antiguo Teatro Andalucía se daban cita ilegales y legales, como 'Con el 12 basta', capitaneada por Manolín Galvez, o la comparsa 'OBDC', en tanto los del coro 'La Nueva Cádiz', con el locutor Manolo Camacho entre ellos, iban en esa dirección a pie Sacramento arriba. Pasadas las tres de la tarde el coro 'Los del 78' cantaba a las puertas del Banco de Santander, en plena plaza del Palillero, donde también estaban sobre sus bateas 'Listos los de atrás', 'Teatro Barvariedades', 'Las cacas' y 'Este coro tiene tela', y la comparsa 'Ciudadano Zero' reponía fuerzas en el bar 'El vagamundos' de Paco Catalán.

En la plaza del Cañón, donde mucha gente esperaba al 'El Amanecer', ya había estado el coro callejero de Kiko Zamora 'Seguimos navegando', que dedicó un tango al veterano locutor Enrique Treviño, allí presente, ante de ofrecer su repertorio en Los Pabellones, y en la calle San Francisco el octogenario cantaor Servando Domínguez, Chiquito de Cádiz, cuyo hijo Fernando forma parte del grupo de Pastrana, elogiaba el compás del mismo. También en el mismo bar de San Juan de Dios actuaron tras los coristas de Zamora los chirigoteros de 'Los de la custodia'. Más tarde, en el Palillero, el citado coro y 'The Cádiz Gospell Choir', de Pardo y Rivas, protagonizaban un pique entre ambos, un duelo mantenido en los últimos años en la calle y en el Falla. Los dos primeros premios de chirigotas, 'Los puretas del Caribe' y '¡Viva la Pepi!', volvieron a cantar juntos como el fin de semana pasado, esta vez en la plaza de San Francisco, repleta de público para disfrutar del interesante mano a mano.

El buen tiempo prolongó la fiesta hasta la noche, con el último baile de la carpa municipal donde muchos aprovecharon que hoy lunes disfrutarán del puente del Día de Andalucía. El Carnaval 2012 se despedía con un clima como no se recuerda. Público, hosteleros, agrupaciones, familias, comerciantes.. todos han salido ganando. Y, por extensión, la ciudad. No está mal para los tiempos que corren.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios