Carnaval

La Cabalgata brilla con más esplendor

  • El desfile arranca con algo de retraso pero mejora otros anteriores con carrozas más elaboradas · Las princesas de la chirigota del Canijo, las más reclamadas

Comentarios 47

Progresa adecuadamente. La Cabalgata Magna lució con más brillo ayer que en carnavales precedentes. Principalmente ganó en la confección de algunas carrozas espectaculares, aunque mantuvo pequeñas dosis pueblerinas en algunas charangas, batucadas y sucedáneos. Por ponerle algún pero más, hay que indicar que le costó arrancar demasiado. Hasta más de las seis y media de la tarde no comenzaron a desfilar algunos grupos participantes en el Concurso de Agrupaciones y que precedieron al inicio oficial. Fue ahí donde más destacó una desorganización que no pasó a mayores pero que afea lo que debe ser la presentación del desfile, con grupos demasiado polinésicos, agrupaciones que andan a trompicones, mezcladas unas con otras, sin instrumentos. Eso sí, los espectadores de las primeras filas pudieron disfrutar con la presencia de algunas de las estrellas carnavalescas. Entre todas, las que más destacaron fueron las princesas disney del Canijo. La esposa de Shrek se mostró solícita con los centenares de chiquillos que quisieron fotografiarse con ella (él). Igual ocurrió con los chirigoteros que interpretaban a Blancanieves o Yasmine, de Aladdin. Y es que en Carnaval la fórmula de agradar a los niños para lograr el favor de los padres no ha perdido un ápice de su vigencia. Ya lo demostraron agrupaciones como 'Una chirigota con clase', 'El brujo', 'Los piratas', o 'Los cowboys de a pejeta'.

Entre las agrupaciones presentes, de las más aplaudidas fue 'Los enteraos', que está recibiendo muchísimo cariño en la calle tras su Tercer premio. 'Los tijeritas' también levantaron mucha expectación. En comparsas, el flamante primer premio, 'La mare que me parió', desfiló con su autor, Antonio Martín a la cabeza, vendiendo cd's y libretos como otro componente más, eso sí, también fue reclamado a cada poco por los aficionados decididos a tener una foto de recuerdo con un hombre que tiene nada menos que 15 primeros premios en la modalidad que creara Paco Alba. Casi na.

En la cabalgata no se produjeron incidentes de gravedad, salvo la caída de una chica que montaba una carroza y que tuvo que ser evacuada al Puerta del Mar para que se le realizara una radiografía en un codo.

En los bares de alrededor se vivió un ambiente festivo sólo empañado por alguna disputa ocasional, casi siempre por la imposibilidad de acceder a los servicios. Mientras que las clientas reclamaban el libro de reclamaciones, los propietarios se quejaban de atascos el año anterior que le supusieron un enorme desembolso. Unos y otros exigieron que los servicios públicos también se coloquen en el recorrido de la cabalgata.

Cuatro policías nacionales a caballo abrían lo que se podría llamar cabalgata oficial, que se iniciaba con un grupo de batucada encabezada por chicas abanderadas. "¿Estas que son las majoretes?", preguntaba una señora un tanto despistada. "Las francesas de los años 60 no son desde luego", respondía otra con guasa.

La cabalgata partió pasadas las seis y media y dos horas más tarde alcanzó las Puertas de Tierra. Algunas personas, ubicadas por la zona de San Felipe Neri, se preguntaban pasadas las siete y media cómo todavía no había llegado hasta allí. Sobre las ocho menos cuarto de la noche se produjo un acelerón general que fue aplaudido por unos, los que atisbaban al fin las carrozas, y criticado por otros, los que tras esperar estoicamente veían como los Wall-e, Ratatouille y compañía pasaban casi de largo. "Qué bulla les ha entrado de repente, joé", protestaba una abuela con su nieto en brazos.

La carroza del Dios Momo pasó por San José con la luz apagada y sin música. Se ve que algún fallo técnico impidió que luciera con todo su esplendor.

La Diosa del Carnaval 2009, Belén Benítez Badillo, disfrutó del cortejo montada en su carroza junto a sus Ninfas, al igual que la Diosa Infantil, Isabel Beloso.

Entre las carrozas más aplaudidas por los asistentes estuvieron la titulada El bosque animado, que estuvo precedida por elfos y demás seres mitológicos; Balcones de Cádiz, una carroza de estilo neoclásico que asemejaba algunos edificios míticos como la Cámara de Comercio; y por último Máscaras venecianas.

Este año la meteorología acompañó y las plazas de Cádiz esperaron la cabalgata con una especie de macrobotellón para padres y puretas. Y es que, a falta de coros en la plaza, buenas son cervecitas en Ingeniero la Cierva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios