Bocaítos de calidad para comenzar los cuartos

  • 'Los trasnochadores' se ganan la mayor ovación de la noche con su estilo fresco y alegre en una gran sesión en la que también despuntan el cuarteto de Morera, la chirigota del Canijo y la comparsa de Los Majaras

Comentarios 28

El público es sabio y de su criterio hay que fiarse. Ya supo reconocer el pasado año a los primeros premios de cada modalidad prácticamente desde el primer pase y esta noche, en el inicio de los cuartos, dejó claras sus preferencias. Buen augurio por tanto para los vampiros de Bienvenido, los más esperados y aclamados en una sesión de gran nivel en la que también contaron con el favor del respetable el cuarteto de Morera, la chirigota del Canijo y la comparsa de los Majaras.

Fue el coro de Faly Pastrana y Quico Zamora el encargado de dar comienzo a los cuartos de final. Bajaron sensiblemente en letras y en interpretación respecto a su primer pase, pero aún así se mantienen en la pelea por una plaza en la siguiente ronda.

Mejor le fue a la chirigota de Paco Cárdenas, que mejoró su repertorio con dos buenos pasodobles y dos cuplés geniales, el primero al tornado que finalmente no se produjo en Cádiz el pasado jueves y el segundo a las ideas que les dio el intento de zapatazo a Bush. El popurrí, perdida ya la novedad, no acabó de cuajar pero aún así mejoraron su nivel respecto a preliminares y se postulan como candidatos a semifinales.

También se llevó el reconocimiento del respetable la comparsa chiclanera Los comecaminos, una de las sorpresas de la primera fase. Tuvieron su fuerte en los pasodobles, sobre todo en una segunda letra dedicada a una persona sordomuda y para la que se valieron de una traductora al lenguaje de signos. Su mensaje llegó a todos.

El cuarteto de Manolo Morera salió tras los chiclaneros dispuesto a refrendar la buena imagen ofrecida en las eliminatorias. De nuevo las historias de Caletimán, el psicópata de doble personalidad y demás integrantes del centro penitenciario 'Yonoaecho' encandilaron al público y consiguieron arrancar la carcajada del graderío. La mejora paulatina en letras, introduciendo nuevas historias sacando partido al tipo, y una interpretación magistral fueron las claves de su éxito. Otra agrupación que va a más. Por su parte, la chirigota del Pepón y el Pellejo se encargó de concluir con simpatía la primera parte de la sesión.

El coro de la Viña entró en acción tras el descanso. Dejó dos buenos tangos y un gran popurrí para mejorar levemente lo mostrado en preliminares. En el teatro se respiraba el ambiente de las grandes ocasiones para recibir a Los trasnochadores, una de las agrupaciones favoritas del público. Y los vampiros de Jesús Bienvenido no defraudaron, aportando dos pasodobles de altura y dos cuplés muy simpáticos y acordes a su tipo. Sorprendieron especialmente con una letra dedicada a Andalucía usando el ceceo tan típico del sur como conductor de una copla que les acarreó una cerrada ovación. Su estilo fresco, su deliciosa música y sus bocaítos hicieron el resto.

Tras ellos, doblete del Canijo. Primero con la chirigota Las muchachas del congelao, que ofreció unas estupendas letras de pasodobles aunque bajó un poco en los cuplés respecto a su primer pase. Aún así, su esfuerzo por renovarse e introducir nuevos elementos en su repertorio es digno de alabanza y estará en la puja por una de las tres plazas para la final. Después llegó la comparsa de los Majaras, muy destacada tanto en la letra de sus pasodobles como en interpretación, sencillamente magistral.

Y para despedir esta gran noche de coplas llegó la chirigota Con los ojitos a la virulé. Los de Fali Verdugo se enfrentaron a un teatro casi vacío pero cumplieron y dejaron nuevamente buenos detalles. Entre risas acabó una buena sesión que es sólo el preludio de lo mucho y muy bueno que queda por venir. Así da gusto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios