'Blam, Blam', el snack gaditano con sabor a tortillita de camarones

  • El Manteca acogió la presentación de un producto patrocinado por González Byass y realizado por el chef Mauro Barreiro

Comentarios 3

 Dos golpetazos de romancero reclaman atención en el interior de la taberna El Manteca. No es que el Carnaval callejero se haya adelantado, es que González Byass y el cocinero gaditano Mauro Martínez Barreiro están a punto de presentar “algo que en verdad es un pelotazo”, declama Sergio Torrecilla con un apropiado disfraz de mariscador. 

La creación que ayer vio la luz lleva por nombre Blam, Blam y es un snack carnavalesco, semejante al clásico Dorito o Nacho mexicano pero con sabor a tortillita de camarones. De hecho su producción es totalmente natural y se utilizan productos como harina de garbanzo, harina fina, camarones y algas, que en este caso sustituye al perejil. Como maridaje perfecto, un Solera 1847 de las bodegas González Byass. 

Durante la intervención del romancero, con su cartel y sus golpes de palo, se hizo el silencio en el Manteca y se oyeron frases como que este invento no se le ha ocurrido ni a Adriá “sino a uno de Cádiz que trabaja en Puerto Reá”, “Mauro ya tiene estrella michelín y unos cuantos michelines”, “Jorge Drexler lo ha probado y le ha parecido tan guay, que ha pedido que le manden varios kilos pa Uruguay”, o “las ninfas quieren probarlo deseosas porque saben que Blam, Blam es comida de Diosas”. 

Al acto acudió Alejandro Varela, concejal de Deportes, en representación municipal, acompañado por Jesús García Chaparro, director del Área de Fiestas. Junto a ellos tomó la palabra José Argudo, responsable de márketing de las Bodegas González Byass, que subrayó el deseo de su empresa de “socializar la tortillita de camarones, acompañada de una copa de Solera, que es el mejor maridaje posible, el de una firma con más de 175 años de historia y que en los últimos tiempos ha apostado siempre por el Carnaval de Cádiz”.

Mauro Martínez Barreiro, el padre de la criatura, indicó que se mostraba orgulloso de haber ideado este snack para los gaditanos y que pretendía llevar el concepto de la alta cocina a la calle. “Me hace feliz estar en la fiesta de mi tierra”.

Alejandro Varela también quiso agradecer la apuesta de González Byass y cree que el nuevo snack, Blam, Blam, “se va a hacer muy famoso”.

A partir de ahora se hará promoción en la hostelería de la ciudad y se ofrecerá el producto a los clientes que consuman Solera 1847 para que el maridaje sea perfecto, explicó José Argudo, que también avanzó que es una promoción que no se comercializará más allá del Carnaval, “aunque seguiremos innovando en el futuro de la mano de Mauro”. 

El cocinero explicó que el producto se realiza en la pastelería de Puerto Real La Trufa, propiedad de Paco Mel.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios